Velas e Inciensos

Antiguo 29-Sep-2015, 11:00
Avatar de Werkén~Kúref  
Ubicación: En Tar
Sexo: Hombre
Mensajes: 9.556
Me Gusta recibidos: 6.223 (?)

Desde la más remota antigüedad, las velas y los inciensos se han utilizado tanto en el culto como en las ceremonias mágicas. Desde la Biblia hasta los Vedas, todos los libros sagrados nos dan fe de ello. Actualmente, en la Magia Moderna, siguen siendo un elemento primordial.

Las Velas


El encender velas y lámparas ha sido considerado de tiempos muy antiguos como una prueba exterior de alegría y también por medio de ellas se manifestaba el respeto hacia ciertas personas distinguidas. Así es que se llevaba delante de algunos magistrados romanos entre otras insignias de distinción una mesa en la que había un libro y dos candeleros con dos velas encendidas.

El uso de las candelas o cirios en las ceremonias religiosas es de la más remota antigüedad. Sabemos que los paganos se servían de antorchas en sus sacrificios, sobre todo, en la celebración de los misterios de Ceres y que ponían cirios encendidos delante de las estatuas de sus dioses.

Unos creen que a imitación de esta ceremonia pagana fueron introducidos los cirios en la Iglesia. Otros sostienen que los primeros cristianos tomaron este uso de los judíos. Sin embargo, parece que el origen o introducción de las candelas no debe buscarse ni en unos ni en otros, sino en el cristianismo mismo. Es bien sabido que no pudiendo reunirse los primeros fieles sino en lugares ocultos y subterráneos estarían obligados a valerse de antorchas y luces para la celebración de los misterios de su religión y cuando después pudieron edificar altares y templos tuvieron también necesidad de ellas porque estos estaban construidos de modo que apenas dejaban entrar la luz con el objeto de inspirar más respeto y veneración por medio de la oscuridad. Este parece ser el origen más natural de la introducción de los cirios en la Iglesia. Y éstos, que en un principio fueron de necesidad, pasaron a ser con el tiempo un adorno y algunas veces, parte de ceremonias misteriosas y simbólicas.

En otro tiempo no se ponían las velas encendidas sobre el altar, sino sobre unos maderos o tablas que atravesaban el santuario o el coro. En tiempos muy antiguos se usaban también candelas o velas de olor, como las que sirvieron en el bautismo de Clodoveo.

Las quince candelas que en la semana santa se ponen sobre el atril y se van apagando sucesivamente, representan los doce Apóstoles y las dos Marias y la más alta a la Virgen que por no haber perdido jamás la fe de la futura resurrección de su Hijo no se apaga nunca.

En la antigua Francia se utilizaban las velas fabricadas con la cera de las abejas. En la Edad Media en Asia se utilizaban velas hechas a base de grasa animal (sebo). Cuenta la leyenda que a partir de este momento se comenzó a hacer popular una frase que se utiliza en la actualidad: "Es receta para la presión: vela". A mediados del siglo XVIII se comenzaron a fabricar con una preparación a base de parafina, ácido esteárico (ácido sólido graso) y en ocasiones cera de abejas, aceites animales hidrogenados u otros materiales grasos.

La forma más antigua conocida para fabricar velas consiste en la suspensión de la vela (velita, velaza o velota) en un recipiente donde se aloja cera (o grasa) congelada. Se quita la vela del recipiente y se espera hasta que se derrita al calentarse. Se repite este proceso varias veces sobre la misma vela hasta obtener el grosor buscado. Aún se fabrican algunas velas artesanales de esta manera, aunque la mayor parte de las mismas se fabrican mediante moldes y maquinaria en las fábricas.

Vamos a ver qué nos dicen los colores de las velas y cuál debemos elegir para los distintos usos:

-Las velas verdes, que se asocian generalmente a Tauro, son muy apropiadas contra el stress de la vida cotidiana y contra la envidia. Si nos sentimos en un estado de tensión excesiva provocada por nuestras continuas actividades, podemos encender una vela verde que nos ayudará a relajarnos. También la envidia podemos combatirla con este color. Encendiendo una vela desaparecerá la tristeza y la irritación que provoca desear algo que otro posee y nosotros no.

-Las velas rosas, se asocian a Libra y Capricornio. Debemos encenderlas cuando queramos que haya concordia en la familia y para aumentar el amor entre sus miembros de manera que las relaciones sean afables.

-Las velas rojas, asociadas a Aries y Piscis, se utilizan para hacer crecer el amor pasional dentro de la pareja. También son útiles contra el mal de ojo puesto que eliminan los influjos maléficos de los que hayamos podido ser víctimas como consecuencia de la mirada de una persona con poder mágico.

-Las velas moradas, asociadas a Géminis y Virgo, debemos encenderlas para conseguir una salud robusta, conseguir éxito en nuestros proyectos y cuando pretendamos unir a las personas o unirnos nosotros mismos a alguien.

-Las velas marrones, asociadas a Acuario, podemos usarlas para conseguir estabilidad y madurez. A veces sentimos que carecemos de la capacidad intelectual y psíquica que corresponde a una persona adulta y por ello nos encontramos mal. Entonces es el momento de encender una vela marrón porque nos enseñará el camino para madurar. También debemos recurrir a ellas para obtener fertilidad, en el caso que queramos tener hijos.

-Las velas naranjas, asociadas a Escorpio, son muy útiles cuando se busca trabajo o se desea mejorar en él. Nuestras actividades profesionales progresarán a mejor. También son muy eficaces para conseguir una buena comunicación con los demás. El prendido de una vela naranja permitirá que nos relacionemos mejor con alguien, expresando lo que pensamos y sentimos.

-Las velas azules, asociadas a Sagitario, son las que hay que encender cuando buscamos la paz. Después de quemar una vela azul nada nos alterará ni preocupará, nuestro ánimo estará sereno y sentiremos indiferencia ante nuestras inquietudes. Nos sentiremos calmados. Este color se utiliza también para la fidelidad. Cuando queramos ser fieles o que otra persona lo sea con nosotros y que los comportamientos, propios o ajenos, se ajusten a lo prometido y se cumplan los compromisos.

-Las velas amarillas se asocian a Cáncer y Leo. Si quieres obtener buenos resultados en los estudios, enciende una vela amarilla. Este color también es el adecuado cuando queremos sentirnos contentos, pues aumenta la alegría y la felicidad.

-Las velas blancas se utilizan cuando esperamos conseguir una limpieza total. A veces estamos cargados de energías negativas que absorbemos del ambiente que nos rodea. Al encender una vela blanca con el propósito de limpiarnos, todo lo negativo ve va apartando y empezaremos a sentir la tranquilidad que nos trasmite esta vela.

Además de encender una vela para nosotros mismos podemos utilizarlas para ayudar a los demás. En este caso, la persona que enciende una vela para echarle una mano a alguien en algún tema determinado, trasmite su energía positiva haciendo que la otra persona mejore sensiblemente. Para llevarlo a cabo sólo tenemos que elegir una vela del color zodiacal que representa a la persona, más otra vela, de otro color, para el fin que nos hemos propuesto. Por ejemplo, si nuestro amigo es Tauro, elegimos una vela verde (que es la que le va a representar), y si el fin es que obtenga buenos resultados en los estudios, elegimos una vela amarilla. Con estas dos velas encendidas realizamos nuestro pequeño ritual. Seguramente nuestro amigo nos lo agradecerá.

Puede ocurrir que el color de vela zodiacal coincida con el color de vela que necesitamos para el fin que nos hemos propuesto, en este caso elegimos dos o más velas del mismo color. Siguiendo con el ejemplo anterior, si queremos librar a nuestro amigo Tauro del stress elegimos dos velas verdes, una que representa a la persona y otra que representa el fin. Si no conocemos el signo zodiacal de la persona para la cual realizamos el ritual, y por lo tanto no sabemos que color elegir, siempre pondremos una vela blanca para representarla, pues el blanco es el resultado de la mezcla de todos los colores.

Normalmente una vela tarda unas cuatro horas en consumirse. Si estamos en casa y no vamos a salir, podemos dejar que se consuma totalmente. Si llevamos un poco de prisa, la encendemos durante un rato y cuando vemos que empezamos a sentirnos bien, la apagamos. Lo mejor es tomarse este breve ritual con tranquilidad, tratando de concentrarse en el fin que queremos conseguir. Cuanto mejor lo hagamos, mejores resultados nos dará.

No hay que dudarlo demasiado, si tenemos un mínimo de confianza en ellas, encender la vela adecuada nos ayudará a que nuestros buenos deseos se conviertan en realidad. Acudir a la magia de las velas es un acto simple y al mismo tiempo poderoso que nos ayudará a cambiar lo que no nos gusta y a conseguir lo que esperamos. Si queremos puede ser muy sencillo: todo consiste en encender una vela.

El Incienso


El incienso (del latín incensum, participio de incendere, ‘encender’) es una preparación de resinas aromáticasvegetales, a las que a menudo se añaden aceites esenciales de origen animal o vegetal, de forma que al arder desprenda un humo fragante con fines religiosos, terapéuticos o estéticos.

En el pasado, las sociedades china y japonesa usaron el incienso como parte integral de la adoración dedeidades hindúes. Además, tiene un uso importante en el budismo, en la Iglesia Católica (para la Adoración eucarística, procesiones, etc.), en la Divina Liturgia de la Iglesia Ortodoxa y, en menor grado, en otras confesiones cristianas.

Las formas más comunes en las que se comercializa son:

• Espiral: es capaz de arder durante mucho tiempo, desde horas hasta días.
• Cono: arde relativamente rápido. Los conos que incluyen artemisia se usan en la medicina tradicional chinapara tratamientos de moxibustión.
• Varas huecas: esta forma de incienso en vara tiene un centro de bambú. Las variedades de mayor calidad incluyen un centro de sándalo fragante. El centro se cubre de una gruesa capa de incienso que se quema junto con él. Esta presentación se produce frecuentenmente en China y la India. Cuando se usa para el culto en la religión tradicional china, las varas huecas de incienso se conocen a veces como «varas joss».
• Varas macizas: este incienso en vara no tiene un núcleo de apoyo, siendo macizas. Al ser fácilmente divisible en trozos, permite determinar la cantidad concreta de incienso que se desea quemar. Esta es la forma más común de incienso en Japón.
Es la forma más común de incienso usada tradicionalmente en Oriente Medio o en la cultura cristiana. Se dan formas parecidas de la quema indirecta del incienso en el Kōdō, la ceremonia japonesa del incienso (香道). El incienso mejor conocido de este tipo son las resinas brutas de franquincienso y mirra, probablemente debido a las numerosas menciones que aparecen en la Biblia cristiana. De hecho, la palabra franquincienso suele ser sinónimo de cualquier forma de incienso en muchas lenguas europeas.
• Entero: el material es quemado directamente en su forma bruta no procesada sobre ascuas de carbón.
• Pulverizado o granulado: el material se parte en trozos más pequeños. El incienso se quema así rápidamente, proporcionando un corto periodo de olores intensos.
• En pasta: el incienso pulverizado o granulado se mezcla con un aglutinante pegajoso, como fruta seca, mielo resina blanda, formando pequeñas bolas o tartaletas, una práctica muy utilizada entre las culturas que utilizan el incienso. Gran parte del incienso arábigo, llamado bukhoor o bakhoor, es de este tipo.

Historia
Acerca del nombre del incienso, los hebreos le llamaban lebonah, los griegos libanos, los árabes luban y losromanos olibanum; en todos los idiomas significa lo mismo, esto es: ‘leche’, por el aspecto de la resina al brotar del árbol. Sin embargo en la actualidad se le llama incienso, nombre que deriva del vocablo latino incendoere, es decir, ‘encender’, ‘quemar’, ‘incendiar’, ‘prender fuego’, iluminar’.

Los datos arqueológicos que poseemos sobre el incienso se remontan al Valle del Nilo: en los templos de Deir el-Bahari se pueden observar inscripciones con dibujos de rituales donde son más que evidentes las nubecillas del humo del incienso. Hace alrededor de quince siglos, los egipcios viajaban al país de Ta-Necher (incienso en egipcio se escribía snTr, que significaría lo que causa divinidad) para buscar incienso.

Las historias narran que el rey Rama-Ka llevó a su tienda arbolitos pequeños de incienso, los sembró cuidadosamente a la hora precisa, bajo los augurios estelares y logró de esta forma perfectos y esbeltos árboles de excelente madera y gomorresina. Los fenicios, por su parte, siendo grandes navegantes y comerciantes, llevaban siempre en sus navíos leños de incienso para comerciar con el mundo conocido. Más datos históricos sobre el incienso se tienen a partir de los relatos de Alejandro Magno: se cuenta que al tomar la ciudad de Gaza, acumuló entre los preciosos objetos del botín de guerra 500 talentos de incienso y 100 de mirra.

Por su lado, Estrabón nos narra cómo se hacían las transacciones comerciales con Arabia, la zona del Mar Rojo y hasta China, en búsqueda del tan preciado incienso. También Dioscórides y Plinio el Viejo citan en sus obras acerca del auge que tuvo el incienso en los templos de los tiempos de la Roma Imperial. Uno de los datos más notables proviene de Nerón: se dice que habría quemado impresionantes cantidades de incienso ante el sepulcro de Popea.

En la mitología grecorromana también está presente el incienso: Leucótoe, la hija de Arcamo y de Eurinoma, se entregó en amores al bello y codiciado Apolo. Cuando Arcamo supo de tal deshonroso acontecimiento, la enterró viva llevado por la mayor ira. Pero el dios Sol, para honrar a la infeliz criatura enterrada viva, la convirtió en un frondoso árbol de incienso. Por esto, se tiene también que, astrológicamente, los planetas que rigen a este sagrado árbol son el Sol y su hijo predilecto, Júpiter; por lo tanto el signo zodiacal que le corresponde es Leo.

La magia de los Inciensos y el significado según sus Olores


Utilizados para aromatizar y crear “buenas vibraciones”, estas delicadas varitas han sido elementos protagonistas de diversas religiones y culturas desde la Edad Antigua, y pueden ser de gran ayuda en la meditación y el contacto con el místico. Conozca sus tipos y propiedades.

AMBAR: Afrodisíaco para ambos sexos, da energía y fuerza física. Prosperidad.
Mejora las situaciones en general. Cambia las energías positivas por negativas.
Para conseguir serenidad. Potencia la atracción de la persona que deseamos y asegura su fidelidad. Elimina obstáculos, roces, resentimientos y rencores de las personas con las que convivimos.
ALMIZCLE: Limpieza y purificación.
ALOE VERA: Para concretar proyectos. Armoniza el ambiente laboral.
BENJUI: Limpia energías negativas.
BERGAMOTA: Antidepresivo. Reanima y estimula en el proceso de auto superación.
CANELA: Ayuda a aclarar ideas, es bueno para la meditación. Afrodisíaco. Protección. Para curar. Otorga energía al cuerpo. Da seguridad. Aumenta la capacidad para penetrar en nuestra conciencia psíquica. Para mejorar nuestra economía. Atrae el dinero y clientela para el negocio.
CANABIS: Produce buen humor, relax y una mente creativa.
CLAVEL: Refuerza el conocimiento y favorece a los iniciados, es un potente afrodisíaco, transmite felicidad.
CLAVO: Atrae el dinero y clientela para el negocio
CHANDAN: Consolida las relaciones comerciales. Atrae la suerte en el negocio.
COCO: Estimulación del placer sexual. Afrodisíaco placentero.
CEREZA: Aroma dulce que estimula el amor.
EUCALIPTO: Alivia todo tipo de alergias y estimula la fortaleza física y mental, especialmente la agudeza y el ingenio. Además, su potencial balsámico ayuda a fortalecer la salud en el aspecto mágico.
GINSENG: Sirve para potenciar la capacidad y fuerza para trabajar. Ayuda a incrementar el vigor sexual y la vitalidad.
INCIENSO NATURAL: Sirve prácticamente para todo y está relacionado a nivel mundano como al espiritual, por lo que puede utilizarse para todo lo que se desee. Es el incienso del poder, el que atrae y reparte energías, el que engrandece y da triunfos y el que atrae con fuerza el amor y la fortuna. Favorece ampliamente el crecimiento personal, el don de mando, la capacidad de triunfo y el esfuerzo por llegar a la cima en todos los planos, desde el material al espiritual, ya que dentro de la esencia de este incienso se encuentra la aspiración a Dios, la aspiración a la divinidad. Depura el egoísmo, la falta de generosidad, el endiosamiento, la necedad, la falta de amplitud de miras, el abuso o exceso de autoridad, la ambición desmedida, la falta de energía y el exceso de oportunismo. El incienso natural es un gran equilibrador de pasiones y ambiciones humanas, por eso no es nada extraño su uso dentro de un amplio espectro de religiones. El incienso natural es el depurador por excelencia.
JAZMIN: Combate la depresión, da optimismo, animosidad. Su suave aroma atrae la buena suerte. Otorga concentración e inspiración. Para la unión de la pareja.
LAVANDA: Descarga, limpia, aleja el miedo. Remueve las malas vibras en el trabajo e impulsa prósperamente la actividad comercial.
LIMON: Estimulante mental, limpia y refresca. Purificación. Alivia el estrés y calma los nervios. Atrae alegría. Estimulante general. Para conservar la salud. Favorece las energías positivas. Limpieza y protección de la casa y del trabajo. Sabiduría ancestral para todo proyecto.
LOTUS(flor de loto): Atrae la abundancia, favorece la realización de negocios. Libera de la depresión y da fuerzas de Ánimo.
MADRESELVA: Especial uso mágico indicado para revertir problemas de dinero, y para fortalecer la economía hogareña. Además es útil para aquellos que necesitan bajar de peso.
MANZANA: Salud física y mental, genera bienestar y alivio a cualquier dolor físico.
MANDARINA: Atrae el amor y facilita el entendimiento de la pareja.
MAGNOLIA: Salud psíquica y la actividad mental, también ayuda al desarrollo espiritual. Supera los quiebres familiares, emocionales y laborales.
MENTA: Aleja la soledad interior, depura ambientes cargados.
MIRRA: Protector universal. Protección contra todo mal o daño que vayas a recibir. Meditación. Limpieza de personas y lugares. Potencia los rituales. Contra el mal de ojo, los hechizos y la brujería. Aleja energías negativas y malos espíritus.
MUSK: Afrodisíaco. Brinda mucha suerte en todo tipo de actividad o relación.
NIGHT QUEEN (reina de la noche): Generosidad, simpatía, atractivo para el sexo opuesto, especial para el amor. Realza la elegancia y el glamour en las mujeres. Imprescindible para una cita amorosa.
OPIUM: Atrae pareja, anti-soledad, para obtener o perdurar la unión de la pareja.
PATCHOULI (pachulí): Abundancia y prosperidad en todas las etapas de la vida. Por la mañana energiza, por la noche actúa como afrodisíaco.
PINO: Purifica y otorga frescura y limpieza. Energizante.
ROSA ROJA: Produce sensación de paz, sirve para el amor. Afrodisíaca. Amor. Alivia los problemas sexuales de las mujeres. Resuelve los casos de impotencia psicológica de los hombres. Inspira sentimientos de paz y felicidad. Nos ayuda a sentirnos bien en nuestro cuerpo eliminando las dudas sobre nuestro aspecto y atractivo. Para calmar las disputas domésticas.
ROSA BLANCA: Estimula el amor en el hogar y la pareja. Armonía emocional.
ROSA AMARILLA: Elimina las penas y los recuerdos tristes. Ayuda a superar perdidas de amor.
ROMERO: Para la buena suerte. Protección y limpieza, destruye maleficios. Limpieza de personas y casas. Para potenciar las propiedades mágicas. Afianza la seguridad en uno mismo. Contra el odio y el temor. Para conseguir una relación amorosa. Aclara la mente. Aumenta la memoria (excelente para exámenes y estudios).
RUDA: Relajante. Libra del insomnio despierta poderes psíquicos y mentales.
SANDALO: Relaja el cuerpo y tranquiliza la mente, otorgando suerte y fortuna. Paz interior. Brinda éxito en todo por medio de la perseverancia. Excelente para la meditación y relajación.
SIETE PODERES: Para el amor, salud dinero, suerte en general.
TOMILLO: Garantiza un sueño tranquilo y reparador, además de estimular la mente positiva.
VAINILLA: Su aroma es especial para encantar y seducir. Afrodisíaco. Revitaliza el cuerpo. Activa los sentidos. Muy buena para los esfuerzos físicos y los rituales mágicos.
VETIVER: Especialmente para la protección, además sirve para crear estados de ánimo equilibrados, muy bueno para la meditación.
VIOLETA: Propicia la unión permanente de la pareja, sirve para la relajación profunda. Contrarrestar la envidia. Alivia el cansancio y el estrés.
YLANG-YLANG: Especial para los nervios y la tensión.


Si les interesa más sobre el tema, aquí les dejo un PDF
     
Sigue en el foro:
Religión
Últimos temas creados en Comunidad:
Antiguo 29-Sep-2015, 11:09
 
Muy entrete, yo compro siempre inciensos, y me gusto el olor del ambar.... y ahora sé, para que es jajajajaj uufff.....
Antiguo 29-Sep-2015, 11:17
 
Cita:
Iniciado por Siemprelavendo Ver Mensaje
Muy entrete, yo compro siempre inciensos, y me gusto el olor del ambar.... y ahora sé, para que es jajajajaj uufff.....
Ahora entiendoi todo kajkajkajakjakja
Antiguo 29-Sep-2015, 11:38
 
Nada como derramarle la vela en la cara a una bella mujer.
Antiguo 29-Sep-2015, 12:11
 
La wea mistica superfragilisticaespiliadosa.
PD: Quemo palo santo y hago saumerios cuando se me ponen weones los espiritus en la casa y me pierden las cosas o me echan a perder la weas espiritus y la ctm
Antiguo 29-Sep-2015, 12:34
 
Uuuhh yo hace tiempo ya que no uso inciensos
Antiguo 29-Sep-2015, 12:56
 
Cita:
Iniciado por BlessP Ver Mensaje
Ahora entiendoi todo kajkajkajakjakja
Mira mira.... si solo has estado por fuera de.... cuando entres, me dirás si entiendes algo...

(quizás que creeras, porfa usa esa mente limpia y sana que tenés )
Antiguo 29-Sep-2015, 14:40
 
Cita:
Iniciado por Siemprelavendo Ver Mensaje
Mira mira.... si solo has estado por fuera de.... cuando entres, me dirás si entiendes algo...

(quizás que creeras, porfa usa esa mente limpia y sana que tenés )
Lo intento, de todas formas solo me imaginaba tu forma de ser, nada mas
Antiguo 29-Sep-2015, 15:18
 
inciensos de chocolate!!!!! 1 al dia y listo! buen aroma terapia!
Página 1 de 2 1 2
Herramientas


Respuesta


ElAfter.com 2005-2018 @ Algunos derechos reservados - Desarrollo por GRID
Top