Una guía para conocer y elegir tu anticonceptivo

El tema de los anticonceptivos puede ser complicado, ya que elegir uno en específico dependerá mucho de tus condiciones físicas y preferencias personales. Si bien los más comunes son las pastillas anticonceptivas, estas se han visto bajo mucho escrutinio últimamente por los efectos negativos que su alta cantidad de hormonas pueden producir al ser liberadas en el organismo.

9e51e59d5450071b6d2063c6d969fc15

Después de todo, la píldora está compuesta por hormonas sintéticas que alteran tu sistema inmune y endocrino, y si bien previenen en 99% un embarazo, al mismo tiempo pueden causar deficiencia en la absorbción de nutrientes, supresión de la inmunidad, sangrado de encías, más predisposición a infecciones del tracto urinario, mala circulación, cambios emocionales, dolores de cabeza y toda clase de efectos secundarios. Así que en vista de ello a veces hace falta preguntar ¿Valdrá la pena?

Es importante que conozcas que existen otros métodos anticonceptivos, y que elijas cuál usar en base a tus experiencias, tu salud y lo que desees para tu cuerpo, por ello, aquí te comentamos respecto a las distintas alternativas dividiéndolas en dos grupos: Hormonales y no hormonales.

Empecemos por los hormonales: Ante todo debes saber que todos los anticonceptivos hormonales tienen efectos secundarios, lo que va a variar es la gravedad de estos y la cantidad de hormonas que lleva cada uno. Considerando esto, al empezar a tomarlos tu organismo necesita acostumbrarse a ellos, por lo que es normal sufrir ciertas molestias que deberían de desaparecer al cabo de uno o dos meses después, de lo contrario, será necesario recurrir a tu ginecólogo.

Si eres fumadora, tienes sobrepeso, sufres de diábetes, problemas cardíacos o de hígado, es mejor elegir un método no hormonal.

– Anillo vaginal: Es pequeño y transparente, va entro de la vagina y combina estrógenos y progesterona al igual que las pastillas, pero en dosis menores, por lo que tiene los mismos efectos secundarios. Una vez que te pones el dispositivo no tienes que preocuparte por él hasta la cuarta semana, cuando debes sacarlo para descansar. No interfiere con tu vida sexual, puedes ponértelo tú misma, regula las menstruaciones y previene la aparición de quistes, cáncer de útero y ovario.

S_h9991285_001

– Inyecciones: Combina medicamentos así como los de la píldora pero a manera de inyección que se pone una vez cada 28 o 30 días. Sus efectos duran tres meses y protege contra las enfermedades del endometrio y previene el cáncer de ovario.

Tiene progesterona sintética, lo que espesa el moco cervical y reduce la ovulación. Sus efectos secundarios pueden incluir hacerte engordar, bajar la líbido, perder masa ósea. También puede provocar sangrados entre las reglas si tu organismo metaboliza mal una dosis.

3630

– DIU hormonal: El dispositivo intrauterino hormonal es un anticonceptivo de larga duración (hasta 5 años). Es pequeño, con forma de T de plástico y se coloca en el útero por un ginecólogo.

Este libera cantidades pequeñas de hormonas produciendo una disminución de la duración y cantidad del sangrado menstrual. Si eres muy sensible a esta hormona podrías sufrir brotes de acné, cambios de ánimo y pequeñas hemorragias entre reglas. También puede llegar a provocar jaquecas y dolor pélvico.

Efectos-secundarios-DIU-hormonal

– Implante: Es un pequeño tubo que el ginecólogo implanta en el brazo, el cual va liberando progesterona y estrógenos en tu cuerpo. Dura en general unos tres años y te protege de sufrir de cáncer de endometrio y ovario.

Sus efectos secundarios incluyen kilos de más, hinchazón, gases y espinillas, especialmente los primeros meses. En algunas mujeres hace desaparecer por completo la regla, mientras que en otras provoca sangrados constantes.

implantes-progesterona

– Parche anticonceptivo: Se ha puesto muy de moda puesto que es cómodo y tiene escasos efectos secundarios. Consiste en colocarte un parche por 7 días, durante tres semanas y descansar de él la última semana. Te lo puedes pegar en la parte superior de la espalda, el brazo o el abdomen.

Actúa liberando una combinación de progesterona y estrógenos, aumentando la densidad del moco cervical, lo que evita que los espermatozoides entren al útero.

Este puede hacer que sientas dolores de cabeza, náuseas, irritación cutánea y dolor abdominal durante la menstruación.

parche

Como verás, todos los métodos hormonales traen efectos secundarios consigo, los cuales variarán de acuerdo a tu cuerpo y la manera en la que este es capaz de reaccionar a las dosis de hormonas.

Así mismo, en algunos casos como los de mujeres que sufren de enfermedades uterinas verán que necesitan usar este tipo de métodos para controlar sus síntomas, por lo que la elección del anticonceptivo siempre será una decisión muy personal que debes de consultar y evaluar con tu ginecólogo.

Sigue mañana esta sección donde te hablaremos de las alternativas no hormonales.

Y tú ¿Qué experiencia has tenido con este tipo de tratamientos?

Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.