Un restaurante donde la masturbación y los fluidos corporales están en el menú

2012-04-25-431488_258471890894124_181104128630901_600033_1494391986_n

Ahora el restaurante más top de Nueva York es el Mastaurant. Para reservar hay que entrar a una lista de espera de por lo menos dos meses y una vez que entras te hacen firmar un contrato donde te comprometes a no tomar fotos ni videos. Pero no es precisamente su lista de clientes faranduleros lo que lo hace tan famoso y privado…

La gracia del Mastaurant es, en primer lugar, que todos sus platos están preparados con fluidos corporales y segundo, que aquí uno se sienta a comer desnudo.

Pasta al Pomodoro con perlas de semen dulcificado, helado de frambuesa al sudor o sopa de trufas con esencia vaginal, son algunos de los platillos que ofrece el menú.

poaav997kg9fe

Creado por el chef Pierre Rostaccis, la idea se supone que es romper los prejuicios que hay respecto al sexo, por lo que además dentro del restaurante se le permite a los clientes masturbarse a sí mismos o sus acompañantes, con la única condición de que no se levanten de su mesa para así evitar el contacto sexual con otros clientes. “Después de todo, esto no es una orgía” dice Rostaccis.

Para abastecerse del suficiente semen y flujos vaginales que el menú requiere, Rostaccis tiene contratado a todo un grupo de gente entre 21 y 24 años a quienes se les paga para pasar el día masturbándose.

Según su dueño, la comida no sólo alimenta y sabe muy bien sino que además produce reacciones erógenas en el cerebro y tiene efectos afrodisíacos.

¿Qué te parece?

Compartir

5 COMENTARIOS

  1. Estan locos estos weones…no me comeria ni cagando fluidos de otra persona que no sea mi pareja…

  2. Arroz con salsa de semen, frutas con esencia de pedos vaginales, helados con sabor a pichula, son partes del menu.

  3. que tristeza a lo que la gente llega, dejarse usar sexualmente para satisfacer sus fantasías, eso es una persona in respetarse a si mismo.

Comments are closed.