Un gato toma como rehenes a su propia familia

El peligroso atacante
El peligroso atacante

Una familia en Portland, EEUU, tuvo que llamar a la policía luego que su gato, que pesa casi 10 kilos, los tomara como rehenes durante varias horas.

El gato, que tiene 4 años, arañó al bebé de 7 meses de la familia, y luego que su dueño lo golpeara para castigarlo, se enfureció y obligó a los padres, el bebé y hasta al perro a esconderse en el baño y llamar al 911.

Aparentemente el gato no los dejó salir durante casi dos horas, cada vez que lo intentaban les saltaba encima y arañaba y, de hecho, se le podía escuchar en el fondo chillando durante la llamada al 911.

Cuando la policía entró al apartamento el sospechoso intentó huir de la justicia por una ventana, pero lograron atraparlo y ponerlo tras las rejas de un porta mascotas.

Ahora el gato está más calmado y su familia está considerando si se lo quedan o no.

Compartir

3 COMENTARIOS

  1. Es el tipico gringo imbecil que sale en esos programas de entrenar a su mascota, como no tener el sentido comun o por lo menos la autoridad para criar un simple gato

Comments are closed.