Trucos Para Ganarle Al Invierno

2207

El frío hasta en los huesos no es el único problema con el que nos enfrentamos en el invierno, de hecho, este sería el más sencillo de resolver de todos – té calientito, unas cuantas capas de ropa y todo bien.

Cuando las temperaturas bajan es la piel la que más sufre, de pronto todo se va cuarteando, resecando e irritando y parece que no existiera crema suficiente para socorrernos. Afortunadamente, como todo en la vida tiene solución, te presentamos aquí una serie de tips para seguir luciendo regia aunque el invierno te lo quiera hacer imposible.

 

  • La hidratación es clave:

Esto lo tenemos bien claro, sin embargo, no se trata de usar cualquier crema y punto.

Para el cuerpo, fíjate en aquellas lociones con glicerina y agua como ingredientes principales, puesto que son estos los únicos que en verdad humectan hasta el fondo. Aplícalas después del baño, cuando la piel aún esté un poco húmeda, para que se encarguen de atrapar la humedad por el mayor tiempo posible. 

Para la cara, además de tu bloqueador solar y humectante preferido, utiliza una crema hidratante para el contorno de los ojos, puesto que la piel en estas zonas es mucho más delicada y necesita un cuidado extra.

Evita los labios partidos con bálsamos labiales con alto contenido de manteca de cacao, aloe o aceite de castor, puesto que estos son los más eficientes.

Las manos también necesitan cuidados, procura entonces utilizar una crema con protector solar que además de hidratar prevenga el daño de los rayos solares.

Por más que nos den ganas de pasar horas en una ducha caliente, el agua a altas temperaturas reseca más la piel. Prefiere una ducha corta, con agua tibia y utiliza un jabón suave, sin fragancia ni alcoholes, para evitar quitarle a tu piel esos aceites naturales que tanto necesita en esta época.

  • Mantente abrigada y seca:

Protégete del viento frío y seco del invierno con guantes, bufandas y hasta máscaras de ski. Si vas a hacer ejercicio procura utilizar ropa que absorba la transpiración, puesto que el contacto con ropa húmeda tiende a irritar mucho la piel.

  • Cuida tu alimentación:

En invierno nos convertimos en ermitaños, y si juntamos el no salir de la casa o la oficina con los días nublados, nuestros niveles de vitamina D y calcio se reducen al no recibir la suficiente luz solar, por lo que son necesarios los suplementos alimenticios y muchos, muchos vegetales verdes.

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR