Tips para encontrar el sostén perfecto

new-site-s-algorithm-promises-bra-shoppers-a-perfect-fit-5279119e8c

Ir a comprar sostenes es una verdadera lata y no porque sea difícil encontrar uno que a una le guste o porque sean incómodos, es porque la mayoría de las mujeres no tienen idea de cómo conseguir el sostén que se ajuste bien, sea bonito y que se mantenga en su lugar.

Como esta no es tarea fácil para prácticamente ninguna mujer, aquí te dejamos algunos tips respecto a lo que tienes que ver cuando vas a comprar un sostén nuevo:

– La copa no tiene que apretar ni aplastar: No importa qué modelo prefieras (si es suave, push-up, de encaje o deportivo), tampoco importa si en la etiqueta dice que es la talla esa que tu juras es la tuya, si una vez puesto el sostén te aprieta o aplasta los pechos, busca una copa más grande.

Así mismo, si se te asoma una pechuga por debajo del sostén o sientes que se te están desbordando es porque no es de la talla correcta.

– El tamaño del contorno también importa: E importa tanto como el tamaño de la copa. Si es demasiado grande le va a restar soporte a la prenda y si es muy chico te incomodará y te sacará esos rollitos feos en la espalda. Para la próxima, cuando te pruebes uno hazlo en el último broche, de esa forma si con los lavados y el uso la prenda cede aún lo podrás ajustar a tu talle sin perder el soporte.

– Los tirantes: Si tienes pechos muy grandes escoge tirantes más anchos que sostengan y repartan el peso sin causarte molestias. Igual que con el contorno, lo mejor será probarte el sostén con los tirantes lo más estirados posibles para asegurarte que si algo pasa podrás seguir acomodándolo a tu figura y dejando todo a la altura adecuada.

Si los tirantes se te sueltan a pesar de que ya los ajustaste, cambia y pruébate otro porque ese no es de tu talla.

– Conoce bien tu talla: La talla del sostén se compone de la relación entre el número y la letra. Los números (32, 34, 36…) representan el tamaño de tu torso o contorno, mientras que las letras (A, B, C, D, DD…) representan el tamaño de la copa o pecho.

– Prueba: Lo mejor es que te pruebes varias tallas y modelos antes de decidirte por los que te vas a llevar. Cada marca tiene sus propios modelos y las tallas pueden variar así que lo mejor es que tengas paciencia y te tomes el tiempo necesario para asegurar tu máxima comodidad en un futuro.

¿Te parecen útiles estos tips?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR