Tiempo sin ejercitarte? Aquí lo que no debes hacer al volver

exercise_2190595b

Sin importar si tienes una buena excusa para haber pasado tanto tiempo sin ejercicio o no, nunca es fácil volver a ponerse el buzo y salir a ejercitarte después de mucho tiempo echada en casa. Así que si ya estás chata de tanto sedentarismo y te propusiste volver al ejercicio, felicitaciones, pero procura no cometer ninguno de estos errores:

Querer compensar el tiempo perdido

Da lo mismo si han pasado sólo un par de semanas o varios meses, no te pongas nazi esforzándote al máximo demasiado pronto. Mucho ejercicio de más puede resultar en músculos tan adoloridos que no te vas a poder ni amarrar los zapatos por días, o peor, una lesión podría mandarte directo al reposo del que recién acabas de salir. Dale con calma la primera semana o dos que estés de vuelta, y no trates de romper ningún récord personal.

Ponerte una meta muy grande demasiado pronto

Si te pusiste la meta de perder tantos kilos o correr tantos kilómetros en un mes o menos después de tanto tiempo sin hacer nada, podrías causarte lesiones que van a tardar meses en sanar. Si bien es bueno que te pongas objetivos para motivarte, procura ser honesta con lo que en verdad puedes hacer y dejar el suficiente tiempo para entrenarte.

No hacer lo suficiente

Aunque lo correcto no es empezar con todo de una vez, tampoco debes pasarte de pajera y correr 3 kilómetros cada dos semanas. Planifica tu tiempo y crea tu propia rutina de ejercicio regular, que involucre la actividad física al menos unas 3 o 4 veces por semana. Incluso 20 minutos de yoga en la mañana o una sesión corta de trabajo de fuerza antes de acostarte servirá.

Tienes que devolverle a la mente y el cuerpo las ganas de ejercitarse y la idea de que esto es algo que forma parte de tu día a día. A medida que pase el tiempo puedes incrementar el número de veces que te ejercitas, permitiéndote descansar entre la semana.

No darle el suficiente combustible a tu cuerpo

Tu cuerpo necesita combustible antes y después del ejercicio, para energizarse y recuperarse. Si no comes antes, te va a dar sueño y no vas a rendir al máximo, además que tu metabolismo se va a poner más lento por lo que vas a ganar peso. Consume proteínas después del ejercicio para ayudar los músculos a recuperars.

Volver al sedentarismo

Si el aburrimiento o la falta de motivación fueron los que te llevaron a dejar el ejercicio, entonces tienes que reevaluar tu rutina y encontrar maneras de hacerla lo suficientemente entretenida como para que no la dejes de lado otra vez. Esto podría ser tan sencillo como definir un horario nuevo, inscribirte en otro gimnasio o comprarte una bici en vez de tomar clases de spinning.

Ahora sí ¿Lista para volver al ejercicio?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR