Soluciones caseras (y baratas) a problemas de belleza comunes

simplenatural_beauty_remdies

Si bien pasearse por el área de cosméticos en una tienda puede ser algo muy entretenido – probar todas las fragancias, los nuevos productos, ver los lindos empaques… – esto no siempre le cae muy bien a nuestro bolsillo. Afortunadamente, para todos esos problemas que nos afectan existen muchas veces soluciones más económicas, e incluso saludables y naturales que todas esas cremas y pociones caras y aquí te presentamos algunas.

– Leche de magnesia: Para las pieles grasosas, una mascarilla con leche de magnesia podría ser la solución definitiva. El hidróxido de magnesia absorbe la grasa de tu piel y provoca que esta se tense. Puedes aplicarla en toda la cara, o sólo en las partes más problemáticas, como la zona T, déjala actuar por unos 15 o 20 minutos, enjuaga, y termina con tu hidratante preferida.

– Palta y aceite de oliva: Para un cabello seco y con mucho frizz lo mejor es una mascarilla con palta machacada y algunas gotitas de aceite de oliva. Déjala actuar en tu cabello por 20 minutos y lávalo como de costumbre, obtendrás todos los beneficios de esos tratamientos hidratantes por un costo muchísimo menor.

– Pasta de dientes: Esta no sólo es excelente para secar esos desagradables granos y espinillas en la cara, sino que también puedes usarla para eliminar las manchas amarillas que ciertos esmaltes dejan en tus uñas. Cepíllalas con un cepillo de dientes viejo y verás lo pulidas que quedan, sin resecarte las cutículas.

– Jugo de limón: Aquellas mañanas después de una noche de sueño demasiado corta en las que tu piel despierta opaca y reseca pueden ser corregidas con un poco de jugo de limón. Exprime uno sobre un algodón y aplícalo en la piel, actuará como un tonificante y exfoliante, eso sí, recuerda enjuagarlo después de algunos minutos ya que puede resecar y manchar si te expones al sol.

– Clara de huevo: ¿Te pasaste de tragos anoche o te comiste unas papas con mucha sal y hoy te despertaste hinchada? Una mascarilla con clara de huevo lo arregla todo – excepto la caña. Remuévela después de 10 minutos y aplica tu crema hidratante preferida, te verás como si nada hubiese pasado.

Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.