Sobran pasteles, faltan bombones


Identificando al típico “pastel”

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR