Que no te domine el estrés: Tips para superarlo

TLMD_02.22.12_estres

El trabajo, la U, la familia, la pareja, los amigos y todo lo que en la vida se te va atravesando puede llegar a saturarte, y para que no sientas que te están llevando por delante de vez en cuando hace falta prestar atención y cambiar algunas cosas para reducir el estrés.

El estrés crónico es una verdadera enfermedad, y si no te cuidas las consecuencias pueden ser graves: Desde aumento o pérdida de peso drásticas hasta migrañas, enfermedades gástricas y cardiovasculares.

Ante todo, tienes que saber introducir y mantener rutinas saludables en tu vida, y si sientes que el estrés ataca, son ciertas cosas las que te pueden ayudar a contrarrestarlo antes que sea muy tarde:

– Deporte: Practica tu deporte favorito, cualquiera que sea, para relajarte, distraerte y liberar energía acumulada.

– Dormir más y mejor: La falta de sueño es sumamente común, duerme no sólo lo necesario en la noche – siete a ocho horas es lo recomendado – sino que aprovecha de tomar un siestita corta a mitad del día. Si es muy difícil, con cerrar los ojos unos diez minutos podrás recuperar algo de la energía perdida.

– No subestimes un buen baño: Si amaneciste con los ánimos por el piso, empieza el día con un desayuno rico en frutas y vitaminas luego de una ducha energizante.

– Aprovecha el tiempo libre: Un fin de semana cualquiera puede ser el momento perfecto para escaparte a la playa o al campo, sola o con tu pareja. Si no tienes tiempo o dinero, una salida al parque en un día soleado, unas vueltas en bicicleta o una caminata serán suficientes para distraerte y energizarte.

– Consiéntete: Ve a la peluquería, camina, ve de compras o al menos mira vidrieras. Júntate con tus amigas por unos tragos, conversa con ellas y descárgate. Toma las cosas con calma, respira y aprende a desconectarte.

– La dieta: No estamos hablando de lo que tienes que hacer para adelgazar porque no se trata de eso, se trata de mantener una alimentación equilibrada pero deliciosa, nada de dietas restrictivas y drásticas. La mejor manera de mantener tu organismo y tu salud, y por tanto también tu apariencia a punto son los buenos hábitos alimenticios.

Muchas frutas y vegetales frescos, pescados, carnes, todo lo que te dé la energía necesaria para llevar tu rutina diaria, nada demasiado procesado y cuidando los excesos.

Este último punto es algo que debes mantener siempre, no sólo cuando te sientes estresada. Recuerda siempre que eres lo que comes.

Y tú ¿Qué haces cuando sientes que el estrés se apodera de ti?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR