Los agujeros negros son más mortales de lo que creíamos

ku-xlarge
Hay un agujero negro en una galaxia a 22 millones de años luz con demasiado brillo y energía, al verlo, los astrónomos asumieron que era un agujero negro masivo pero resulta que en verdad es bastante chico, lo que cambia muchas de las cosas que se pensaban respecto a estos astros.

Los agujeros negros en sí vienen en varios tipos: Están los súper masivos que por lo general se encuentran en el núcleo de una galaxia, que pesan hasta un billón de veces la masa del sol. Luego vienen los intermedios que son entre 10 y 100 veces más grandes que el sol y los pequeños, que emiten rayos x de alta energía, a diferencia de los más grandes cuyos rayos x son de poca energía.

ku-xlarge (1)

El caso es que este agujero negro misterioso, el M101 ULX-1 emite rayos x de baja energía y una iluminación muy alta, casi 100 veces más de lo usual. Los agujeros negros de su tamaño normales no pueden emitir flashes de energía tan altos, a menos que estén consumiendo masa a una velocidad inusualmente alta.

Al principio los astrónomos pensaban que este era un agujero negro masivo pero las nuevas observaciones dan cuenta de que en verdad es muy pequeño – sólo 20 a 30 veces más grande que el Sol y quizás incluso menos.

Esto indica entonces que todo lo que sabíamos hasta ahora de los agujeros negros básicamente tiene que ser reescrito.

Una teoría dice que la estrella que le acompaña y sus fuertes vientos estelares le están dando la energía suficiente al agujero para emitir tanta fuerza. Además, resulta que este es capaz de tragarse mucho más material estelar del que los astrónomos habían anticipado cuando primero lo descubrieron.

En total, toda esta investigación llega incluso a sugerir que los agujeros negros intermedios ni siquiera existirían, por lo que sólo habrían entonces 2 clases de agujeros negros.

¿Qué te parece?

 

Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.