Levántate del sofá y mejora tu rutina de ejercicio con estos tips

Por estas épocas lo que uno más quiere es echarse en la cama con varias frazadas encima y comer, comer, y comer para acumular carbohidratos y “entrar en calor”, pero si no quieres tener que encerrarte en el gimnasio para cuando llegue el verano en vez de salir a disfrutar de los shorts, el sol y la playa, mejor que te levantes y te pongas en acción desde ya.

Como la pereza siempre es más poderosa y la idea tampoco es obsesionarse con la caminadora, ten en cuenta estos sencillos tips para sacarle el máximo provecho a tu entrenamiento sin demasiado esfuerzo.

1. Para la resistencia, salta la cuerda:

jump-rope

Mejor cardio que el que cualquier máquina te puede ofrecer es saltar la cuerda. Empieza a un paso constante pero tranquilo por alrededor de un minuto, sube la velocidad al máximo por 20 segundos y luego vuelve al ritmo que tenías cuando empezaste. Repite este ejercicio y verás cómo tu resistencia aumenta y quemas la misma cantidad de calorías que quemarías con 45 minutos de trote.

2. Para muslos de acero, patadas hacia atrás:

ankle-butt-warmup

Antes de empezar con tu rutina normal, calienta tus músculos haciendo una serie de patadas hacia atrás: Arrodíllate y pon tus manos en el suelo, eleva una rodilla en dirección a tus codos y luego extiende la pierna hacia atrás manteniendo tus pies en punta. Empieza con unos tres minutos de patadas alternando ambas piernas y luego unos cinco minutos con cada una. De esta manera fortalecerás tus muslos más rápido y estarás mejor preparada para el resto de tu rutina.

3. Para brazos más fuertes, flexiones amplias:

wide-arm-pushups

Si quieres elevar el nivel de tu entrenamiento ensancha el espacio entre tus brazos al hacer flexiones. De esta manera estarás enfocándote principalmente en los pectorales al tiempo que continúas ejercitando con fuerza tus tríceps.

4. Ejercita tu espalda baja y mejora tu postura:

pull-ups-or-rows

Con pesas ligeras en cada mano párate erguida, dobla tus rodillas e inclínate hacia adelante unos 45 grados, manteniendo la espalda recta, apretando los músculos abdominales y con los brazos frente a ti. Con la espalda en la misma posición, levanta tus pesas hacia detrás. Con este movimiento no sólo ejercitas la espalda, sino también tus glúteos y, por supuesto, brazos.

5. Eleva las piernas y fortalece tus abdominales:

leg-raises

La elevación de piernas es excelente para unos abdominales fuertes y un estómago plano en poco tiempo. Levanta tus piernas hasta 90 grados mientras tus manos tocan el piso al nivel de los glúteos, obteniendo así más balance y forzando más los músculos.

 

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR