Las preguntas que no te atreves a hacerle a tu ginecólogo, respondidas

ginecologo-consulta

La incomodidad para con tu ginecólogo no es una cosa rara ni algo que sólo te pasa a ti, de hecho es bastante común.

Ya sea por miedo a que te juzguen o por lo que sea, siempre hay ciertas preguntas que nos incomoda hacerle a un médico, pero lo cierto es que así como tú te preguntas esas cosas, muchas mujeres más también lo hacen y tienen la misma renuencia a decirlo en voz alta. Por tal razón, a continuación te mostramos las preguntas más frecuentes y menos fáciles de consultar con tu médico:

¿Es recomendable depilarse la zona genital?

Si bien esta práctica es muy común, especialmente en los últimos años, no hay ninguna recomendación médica que la avale, así que sólo termina siendo preferencia personal. 

Lo que sí debes tener en cuenta es que la depilación del vello púbico no está exenta de complicaciones, ya que pueden aparecer molestias como dolor e irritación local, infecciones de la piel e incluso contagio de enfermedades de transmisión sexual. Para prevenirlo, asegúrate de realizar la depilación con la mayor antisepsia posible, usando siempre herramientas desechables o esterilizadas, especialmente cuando te lo haces en un centro de depilado dondela cera, las espátulas, ropa, etc. nunca debe ser reutilizado, puesto que te estarías exponiendo a riesgo de contraer infecciones de todo tipo, incluidas aquellas que causan verrugas genitales o herpes. Igualmente, ten cuidado con quemaduras causadas por la cera o el láser.

¿Usar ropa interior muy ajustada trae problemas urinarios o al aparato genital?

La ropa interior pequeña como tangas o hilos se asocia a problemas ginecológicos como infecciones urinarias o vaginales. Esto es debido a la irritación que produce la ropa interior sobre los labios menores, además que la misma panty puede actuar como medio de transporte para las bacterias del ano hacia la uretra o la vagina.

– ¿Por qué las mujeres embarazadas suelen tener infecciones urinarias frecuentes?

La infección del tracto urinario es la enfermedad infecciosa más frecuente para las mujeres embarazadas. Puede ser asintomática, o con molestias, desde las más bajas como dolor o sangre al orinar hasta dolores lumbares, fiebre, náuseas y vómitos.

La razón por la que las embarazadas tienen tanto riesgo de contraerlas es porque la uretra en la mujer es más corta, además, tiene que ver con el aumento de la progesterona que dilata las vías urinarias, aumentando el volumen de residuos en la vejiga. Eso, sumado a la compresión de las vías urinarias por el útero, aumenta el riesgo de infección, con las que hay que tener cuidado porque también pueden llevar a abortos, partos prematuros, disfunción renal y sepsis materna.

– ¿Qué exámenes podría pedirle una persona a su pareja antes de comenzar a tener relaciones sexuales?

A menudo las ETS no causan síntomas, así que las personas pueden tenerlas sin siquiera saberlo. La mejor manera de evitarlas es la abstinencia o el uso de condón, además de el tener una sola pareja estable. Sin embargo, siempre es recomendable hacerse pruebas al menos una vez al año para detectar las diferentes infecciones.

Esas pruebas pueden ser de sangre o de orina, y el examen básico debería de buscar VIH, sífilis, gonorrea, clamidia, Hepatitis B y C. Además, las mujeres deben hacerse un papanicolau al menos una vez al año para detectar así el VPH, que aunque es sumamente común y tratable, de no ser curado a tiempo puede transformarse en cáncer.

– ¿Tomar varias pastillas anticonceptivas tiene el mismo efecto de la píldora del día después?

La píldora del día después puede ser usada si: Tuvo relaciones sexuales sin protección (olvidaste tomar tus píldoras anticonceptivas, se rompió el condón, o no se usó…) y en caso de violaciones. Esta tendrá un mayor efecto dentro de las 72 horas después del sexo, pero si transcurren más de 5 días pierde casi por completo su efectividad.

Aunque la asociación de varias anticonceptivas ingeridas juntas puede funcionar, es menos efectiva que la píldora de emergencia y puede causar efectos secuendarios como vómitos o náuseas, por lo que no se recomienda sino en caso de que no tengas acceso al levonorgestrel – nombre de la píldora de emergencia.

– ¿Qué cuidados hay que mantener al limpiarse, para evitar infecciones vaginales y/o urinarias? ¿Es mejor lavarse sólo con agua, o con agua y jabón? ¿Los jabones irritan y pueden provocar infecciones urinarias?

La mucosa vaginal está compuesta por distintos organismos que conforman la flora vaginal, estos conviven de manera natural y un pH normal protege la vagina de infecciones por hongos u otros organismos,pero cualquier desequilibrio en ellas puede causar una infección ya que permite a las bacterias nocivas multiplicarse.

Las duchas y desodorantes vaginales pueden alterar esta flora vaginal muy fácilmente, predisponiéndote a desarrollar vaginosis bacteriana, igualmente, el jabón de ducha también puede ser perjudicial, por lo que se recomienda usar jabón neutro o no usarlo y lavar la vagina sólo con agua.

Anatómicamente, como la vagina está muy cerca del ano, cualquier técnica de inadecuada de limpieza puede facilitar la aparición de infecciones. Para reducir el riesgo se recomiendan varias cosas: Orinar inmediatamente después del sexo, evitar irritantes y duchas vaginales y mantener una adecuada higiene de la región perianal.

Vía entremujeres.com

¿Te pareció útil la información?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR