Las mejores posiciones para tener relaciones durante el embarazo

sexo en embarazo

Por mucho tiempo fue un tema tabú, pero hoy en día muchas mujeres tienen relaciones durante su periodo de embarazo. Acá les dejamos algunas de las cuales son las más cómodas para ese especial momento:

La mujer arriba. Esta es una de las más apetecidas porque puedes controlar la presión sobre tu panza, la penetración y velocidad. Pero no hablamos de la postura horizontal básica del “misionero”, sino de variantes que sacan provecho del ángulo, los brazos y las piernas para encontrar la posición y ritmo adecuados. Nuestro guía de sexualidad (en inglés) ha elaborado una galería gráfica muy clara (y hecha con gusto) de las diferentes versiones de esta posición. Puedes verla en posiciones con la mujer arriba y regresar a este artículo para más información (hacemos un enlace a la galería correspondiente en cada posición).

Al borde de la cama. Con la ayuda de tu cama y muchas almohadas puedes encontrar la combinación perfecta entre comodidad y placer. Puedes sentarte o acostarte en la cama, y tu pareja puede estar parado o de rodillas para la penetración. De esta forma los genitales de ambos están en contacto sin que se presione tu panza. Al estar al borde de la cama dejas todo el trabajo a tu pareja, lo que puede ser una ventaja si estás cansada. Puedes ver cómo funciona en esta galería de posiciones al borde de la cama.

El hombre detrás. Te puedes inclinar hacia delante para que tu pareja penetre tu vagina desde atrás. La penetración no es tan profunda, pero una de las ventajas de este ángulo es que estimula puntos internos que otras posiciones pasan por alto. Existen muchas variaciones de esta posición, como puedes ver en esta galería de posiciones con el hombre detrás.

El hombre arriba. En tanto no descanse su peso sobre tu panza, tu compañero puede llevar el control desde arriba. Las variaciones tienen que ver sobre todo con elevaciones de tus caderas, si es que tu embarazo te lo permite (galería de posiciones con el hombre arriba).
Ambos de lado. En esta posición tú y tu pareja se acuestan sobre sus costados, ya sea de frente o ambos viendo hacia el mismo lado. La penetración no es tan profunda, pero permite mayor intimidad y contacto físico. El arte es mover las piernas para permitir el acceso a los genitales. Estas posiciones se conocen como “ de cuchara” (spooning en inglés) o de lado.

¿Has practicado?

Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.