La vida de los adictos a la droga más mortal del mundo

Krokodil es actualmente la droga más mortífera que hay. Con un efecto similar al de la heroína pero muchísimo más barata y fácil de preparar – sus ingredientes se consiguen en cualquier farmacia -, krokodil es una adictiva mezcla de codeína con diluyente de pintura, ácido hidroclórico y fósforo.

La expectativa de vida para los adictos al krokodil es de no más de unos 2 o 3 años y lleva ese nombre porque, literalmente, se come la piel desde adentro y produce unas marcas y heridas parecidas a la piel de cocodrilo.

Aunque el krokodil lleva más de una década rondando por Rusia y Siberia, recientemente se hizo famoso por su llegada a Norteamérica.

Emanuele Satolli, un fotógrafo italiano, lleva meses fotografiado a los adictos al krokodil y su vida en Ekaterimburgo, Rusia y esto es lo que ha documentado:

¿Qué piensas de esto?

Compartir

3 COMENTARIOS

  1. me gustaria ver los efectos de la droga no las consecuensias siempre eh visto puras imagenes pero no como la gente keda despues de eso

Comments are closed.