¿Estará en verdad poseída por demonios esta casa?

OLYMPUS DIGITAL CAMERACuando Latoya Ammons, su mamá y sus tres hijos rentaron esta casa en Gary, Indiana, se encontraron con que estaban viviendo dentro de una película de terror. Levitaciones espontáneas, enjambres de moscas volando aún en pleno invierno, huellas misteriosas, amigos invisibles y posesiones demoníacas es lo que la familia afirma haber vivido dentro de esta casa, y ahora, tienen hasta a la policía local afirmando que es cierto.

¿Lo será?

La foto que ves al principio del artículo fue distribuida por el propio departamento de policía, de acuerdo con un periódico local, afirmando que los oficiales que la tomaron estaban seguros de que la casa estaba vacía en ese momento.

De hecho, existe un documento gubernamental oficial de más de 800 páginas detallando todos los testimonios de personas cercanas a la familia, sacerdotes y trabajadores sociales confirmando los extraños sucesos por haberlos visto con sus propios ojos.

Según un grupo de psíquicos que examinó la propiedad en ella viven más de 200 demonios, los cuales tomaron posesión de los tres niños de la familia, de 7, 9 y 12 años.

Según Latoya y su mamá, Rosa Campbell, la primera vez que se tomaron en serio los sucesos después de semanas escuchando sonidos extraños, viendo sombras y demás, fue cuando junto a varios invitados que se encontraban en la casa en el momento vieron a dos de los niños inconscientes, levitando sobre sus camas.

Desde entonces buscaron la ayuda de la iglesia local sin mucho éxito, hasta que por fin encontraron un sacerdote que les recomendó varios rituales de limpieza, pero no funcionaron, puesto que las posesiones demoníacas continuaron.

En uno de los episodios, afirma la abuela, el menor de los niños empezó a maldecir al médico familiar, quien hasta entonces pensaba que todo se trataba de alguna enfermedad mental de la madre o incluso, una pantalla para un caso de abuso infantil, con voces diabólicas.

Según el reporte de los testigos el niño fue entonces lanzado contra la pared sin que nadie lo tocara para después desmayarse junto con su hermano. Cuando llamaron al 911 varios policías llegaron junto con la ambulancia y nadie podía explicarse qué estaba pasando.

Los niños incluso fueron sacados de la casa por los servicios sociales que pensaban que se trataba de algún caso de abuso, pero después de examinarlos fueron devueltos a su familia, la cual ahora por fin se ha mudado de la casa y afirma que desde entonces los sucesos paranormales han cesado.

El artículo original donde apareció la historia (está en inglés) cuenta todos los detalles de lo que de verdad parece material perfecto para una secuela de El Conjuro o alguna película de ese estilo. Puedes leerlo en este enlace.

¿Crees en este tipo de historias?

Compartir

2 COMENTARIOS

Comments are closed.