Intentan descubrir el origen de la Tierra estudiando un cometa muerto

be6eb11b0305724134adab501294e9f7_article

Un grupo de científicos rusos han comenzado con un experimento que consiste en recoger en la Antártida y estudiar partículas de polvo del cometa ISON, que se evaporó el año pasado al acercarse al sol, para revelar los secretos del origen de la materia viva en la Tierra.

Según el diario ruso Vzglyad, este experimento está a cargo del Instituto de Física Nuclear Konstantínov de San Petersburgo, Rusia, y los glaciólogos del Instituto de Investigación de Hidrometeorología de Ártica y Antártica.

“Su objetivo es determinar la composición del polvo cósmico habitual antes de que la Tierra atraviese la órbita del cometa ISON. Luego repetiremos la recolección de polvo tres veces más: del 14 al 15, del 17 al 18 y del 24 al 25 de enero, pero esta vez para detectar los fragmentos más pequeños del cometa” explicó el organizador del experimento, Serguéi Bulat.

El cometa ISON murió y los astrónomos ni siquiera han sido capaces de detectar sus fragmentos en el espacio, por lo que se sugirió recoger el polvo que ISON dispersó a lo largo de su trayectoria, cuando esta aún estaba intacta y se dirigía hacia el Sol, en vez de los fragmentos que quedaron tras su desintegración.

Los científicos a cargo del experimento esperan obtener con él nuevos datos sobre el estado de la materia durante la formación del sistema solar hace 4,6 millones de años.

La Antártida fue seleccionada para el experimento debido a que hasta ahí llega una cantidad mínima de polvo terrestre, de 100 a 1000 veces menos que en el Ártico. Las partículas de polvo recogidas son tan pequeñas, que ni siquiera pueden ser divisadas a simple vista, sin embargo, los científicos esperan que estas sean capaces de decirles mucho sobre el origen de la vida y la estructura del universo.

 

El ISON, si lo recuerdas, fue también conocido como el cometa más esperado el año pasado: Se suponía que su acercamiento al Sol, que ocurrió el 28 de noviembre, sería todo un espectáculo, ya que su masa le daba la posibilidad de sobrevivir al encuentro y aparecer luego en el cielo con una cola que podía hasta ser vista durante el día. Lo malo es que la gravedad del Sol al final hizo que el cometa se rompiera en pedazos.
¿Qué te parece este experimento?
Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.