Inglés se somete a terapia para dejar de comer salchichas

David-Harding adicto a las salchichas

David Harding no tiene ganas de comer otros alimentos, a menos que haya una salchicha en el plato. Él mismo se dio cuenta que es adicto a las salchichas y sin que nadie lo obligara, se está sometiendo a una terapia para curarse de su gusto por ellas.

El británico de 47 años consume salchichas desde que tenía cinco años. Tanto ha sido su apetito por las salchichas que calcula un gasto de $1,150 dólares al año, sólo en compras de las mismas.

Su esposa ha intentado ayudarlo cocinando otros alimentos para que David se los comiera, a falta de salchichas, pero todo fue en vano, y siempre terminaba consumiéndolas. Ha llegado al extremo de comer hasta 13 el mismo día. Ahora es el primer inglés en estar bajo una terapia de cura para dejar su obsesión por las salchichas.

Compartir

7 COMENTARIOS

Comments are closed.