Es una piscina? Es un convertible? Es el auto-piscina!

51009

Lo que podría ser el auto ideal para el verano es un BMW convertible con todo su interior removido, sellado a presión, pintado de azul y rellenado con agua: Una piscina con ruedas en la que se trasladaba un grupo de jóvenes por las calles de Eibenstock, Alemania.

El domingo pasado un policía local se encontraba haciendo sus rondas habituales cuando notó el curioso auto, con cuatro ocupantes claramente borrachos, quienes al divisar al policía aceleraron el vehículo hasta un estacionamiento donde lo abandonaron después de haber derramado agua por todo el camino.

Los cuatro jóvenes dejaron su invención estacionada para salir corriendo, mientras el policía que los persiguió, preocupado de que volvieran en busca de su auto-piscina y escaparan de nuevo, desinfló las llantas y esperó que llegaran refuerzos a la escena.

Eventualmente el conductor regresó a buscar sus pertenencias, insistiendo en que no era él quien manejaba el auto. La policía lo dejó recuperar su billetera y sus zapatos a cambio de una muestra de sangre. Actualmente el ingenioso piloto está siendo investigado por manejar borracho y conducir un vehículo sin seguro ni registro, entre quién sabe cuántas infracciones más.

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR