El sadomasoquismo ayuda a la paz mental

bdsm-756x504

Según un estudio del psicólogo James Ambler, de la Universidad del Norte de Illinois, las prácticas BDSM (bondage, disciplina y dominación, sumisión y sadismo, masoquismo) podrían generar un estado de consciencia alterado, similar incluso al del yoga y la meditación y por supuesto, traería también los mismos beneficios.

En un experimento que reunió a 14 personas que disfrutaban tanto recibir como provocar dolor durante el sexo, los roles fueron repartidos al azar, y se descubrió que esos participantes que hicieron el papel de “receptores” del dolor, tuvieron estados de consciencia alterados, lo que explicaría por qué a algunos les gusta tanto que los aten, golpeen o sometan.

La explicación está en que, al estar en tal situación, los masoquistas reducen algunas funciones de la corteza cerebral en la zona vinculada con el control ejecutivo, la memoria de trabajo y otras operaciones de alto nivel. Entonces, el cerebro recibe descargas de endorfinas, igual que durante el sueño, al estar bajo los efectos de algunas drogas o al hacer ejercicios de concentración.

El resultado es también muy similar al obtenido durante el yoga y la meditación y según el especialista a cargo del estudio, las personas que practican este fetiche se caracterizan por tener índices de ansiedad reducidos, relaciones profundas y estables.

¿Qué opinas?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR