El “Castillo del Asesinato” de H.H. Holmes

holmescastles_480x360
El nombre lo dice todo. A fines de los 1800, el Dr. H.H. Holmes, quien luego sería conocido como el primer asesino serial de Estados Unidos, compró una farmacia en Chicago a su dueño que moría de cáncer. Cuando el dueño murió, Holmes compró las propiedades que le rodeaban hasta tener una cuadra entera para sí. Renovó los edificios y construyó un hotel como ningún otro.

El hotel tenía 60 habitaciones y muchas cosas raras como puertas que no llevaban a ningún lugar, piezas sin ventanas, puertas falsas y pasajes secretos.

Cuando el hotel abrió sus puertas, los huéspedes se encontraron con mucho más de lo que esperaban. Durante cuatro años Holmes mantuvo a varios clientes prisioneros, torturando y matándolos.

Dr._Henry_Howard_Holmes_(Herman_Webster_Mudgett)

Para el momento de su captura admitió haber matado a 28 personas, pero se cree que el número real es mucho más alto.

Algunas de las piezas del hotel estaban selladas y eran usadas como cámaras de gas, otras tenían placas de hierro y antorchas en sus paredes, usadas para quemar a las víctimas. Las habitaciones donde mantenía encerradas a la mayoría de sus víctimas tenían sistemas de alarmas improvisados que se activaban cada vez que alguien intentaba escapar.

En el sótano, las autoridades encontraron una mesa quirúrgica y el cuarto chorreado en sangre. Habían frascos con veneno y cajas llenas de huesos. Holmes incluso tenía su propio crematorio y un par de pozos llenos de ácido en el que un cuerpo podía ser disuelto en cuestión de horas. De hecho, era tan siniestro que las habitaciones de encierro tenían conductos que llevaban directo hasta ese sótano.

murdercastle1

El que Holmes y su castillo fuesen descubiertos se trató más bien de pura suerte, cuando este fue arrestado por fraude al seguro. Los asesinatos se conocieron una vez que la policía registró el hotel.

Holmes eventualmente fue condenado a la horca por sus crímenes, pero nunca mostró remordimiento sino que dijo que había estado poseído por el diablo todo el tiempo.

En la década de 1930 su castillo del asesinato fue quemado y demolido y eventualmente convertido en una oficina postal.

¿Qué te parece?

 

Compartir

6 COMENTARIOS

Comments are closed.