Así funciona el botón del apocalipsis de Rusia

f5ec944010637330f34d9be91e7ad64d_article

En caso de un atentado a Rusia, ellos están preparados para contraatacar aunque no quede nadie de pie: Se trata del “Perímetr”, básicamente un botón del juicio final que garantiza un ataque nuclear.

El sistema en cuestión fue desarrollado en la URSS y está activo desde 1985, luego de la aparición en Estados Unidos de la “Guerra Nuclear Limitada” que preveía ataques a bases de lanzamiento, aeródromos, grandes núcleos de transporte e industrias. Un ataque de esta magnitud debería de destruir los centros de mando militar y político del enemigo, evitando así que alguien pudiera tomar la decisión de contraatacar.

Sería entonces ahí cuando entrara en acción el sistema de venganza garantizada de los rusos.

Este consiste de varios misiles que sobrevuelan distintas partes de Rusia. Sus ojivas no tienen cargas termonucleares, sino transmisores potentes que envían señales de control a los que sí las tienen, e incluye todos aquellos misiles con ojivas nucleares instalados en aviones, silos, submarinos o sistemas móviles con base en tierra.

Este sistema está totalmente automatizado, de manera que el factor humano está excluido casi por completo.

158954901

De hecho, el Perímetr es una duplicación de todo el sistema de mando para las tropas que disponen de armas nucleares. Fue concebido de tal manera que es totalmente resistente a todos los factores destructivos de las armas nucleares y desactivarlo es casi imposible. Él mismo, sin ninguna participación de personas, toma la decisión de lanzar el ataque de respuesta automáticamente.

En época de paz los principales componentes del sistema están en guardia, examinando la situación y procesando datos recibidos de los puestos de monitoreo. En caso de un ataque nuclear a gran escala, confirmado por los datos del sistema de alerta temprana, todo el aparato pasa a funcionar en modo de combate.
La idea es que si después de cierto tiempo el Perímetr no recibe la señal de lanzar los misiles, asume que todos los miembros del mando político y militar autorizados han muerto, así que toma la decisión por sí mismo.
Lanzamiento de distintos sistemas de misiles nucleares rusos

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=usLWc88z7pc[/youtube]

El sistema es tan complejo que es capaz de analizar la intensidad de los intercambios de comunicación en la cúpula militar además de los cambios en la situación política y militar del mundo, valorar los comandos que aparecen en determinado periodo de tiempo y en caso de fuerza mayor sacar sus propias conclusiones sobre lo que ocurre en el mundo y saber si algo no está bien.
Antes de activar su algoritmo de contraataque, el Perímetr debe comprobar la veracidad de un ataque nuclear contra Rusia, luego chequea las comunicaciones con el Estado Mayor General y si el mando militar no responde, el Perímetr lanza una señal al “maletín nuclear”, el principal elemento de control del sistema y una vez que este responde, el poder de tomar decisiones es delegado al oficial de mayor rango en el puesto de mando. Solamente en caso de que reciba la orden de este último, o ningún tipo de comunicación, se activa el ataque.
Parece de ciencia ficción, pero es completamente real y, de hecho, se sabe que Estados Unidos también cuenta con un mecanismo similar.
¿Qué te parece?
Compartir

9 COMENTARIOS

  1. Es gracias a los rusos que no estamos más cagados por los gringos… y no es broma.

Comments are closed.