El arte del dirty talk, consejos para hacerlo bien

dating-tips

“Háblame sucio” es una frase que, si te toma desprevenido, puede causar un poco de pánico, y no porque no quieras hacerlo sino porque no sabes cómo! Y es que el dirty talk es en verdad un arte difícil de dominar, por ello aquí te damos algunos consejos para calentarle la oreja a tu pareja sin sentir que estás haciendo el ridículo.

1. Empieza por lo textual:

Puesto que muchas veces es más fácil escribir algo que decirlo frente a frente, para empezar a sentirte cómodo con el dirty talk una buena opción es empezar con mensajes de texto o e-mails sucios. Envíale un sms diciendo algo como “Qué tan bueno estuvo lo de anoche? Quiero más!”, o déjale una notita pícara en su agenda, ejemplo: “No he parado de pensar en tu cuerpo sobre el mío, quizás tenga que encargarme de resolver esto yo sol@ si no vas a estar”.

2. Empieza por ti mismo:

Mientras te masturbas puedes probar fantaseando con tu pareja y hablándole sucio, imagina lo que le dirías y, a medida que te vayas sintiendo más cómodo, repítelo en voz alta. No sabrás qué decir hasta que no sepas qué tipo de cosas te excitan.

3. Tómatelo en serio: 

Tómate el tema en serio y pon tu mente 100% en ello. Escucha música o lee algo que te excite, fantasea con tu pareja, respira profundo y relájate. A medida que te vaya subiendo la temperatura experimenta con sonidos y frases que podrías usar la próxima vez que estés en la cama. Si te es más fácil, haz un poco de role play y métete en el personaje, lo que sea para desviar tu mente de la persona que eres en tu día a día y llevarla a ese lado más sucio y oculto de tu personalidad.

4. Aliméntale el ego:

A todos nos gusta que nos digan lo bien que lo estamos haciendo, así que la próxima vez que estés teniendo sexo con tu pareja dile lo mucho que te gusta cómo te toca o te besa, lo que sientes y lo que quieres. Sugiérele sensual y detalladamente lo que te gustaría que te hiciera y una vez ahí, demuéstrale que te encanta describiendo tus sensaciones en voz alta.

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR