Dildo: el juguete sexual más antiguo

1

El dildo, más conocido como consolador, es el juguete sexual más antiguo del mundo, incluso se han encontrado dildos del Paleolitico superior. Cabe pensar que eran esculturas para la fertilidad pero no se descarta que tuvieran un uso sexual.

Los egipcios y griegos también los utilizaban hacia el siglo V a.C como podemos ver en muchas pinturas eróticas en las que están representados. Ellos los hacían de piedra, cuero o madera mientras que los romanos los fabricaban con cera de vela.

Tipos de dildos

Los dildos tienen una forma generalmente fálica y no incluyen motor ni ningún tipo de mecanismo, con lo se utilizan para penetración anal o vaginal. En un sexshop podremos encontrar distintos tipos.

Pueden estar hechos de muchos materiales; plástico, silicona, elastomed, goma e incluso piedra o metal. Se diferencian en la calidad, la dureza y la temperatura que pueden tomar, por ejemplo con la piedra y el metal se siente más frío y si eso es incómodo puede ser necesario calentarlo antes del uso.

En cuanto a las variantes podemos encontrar:

  • Dildos realistas: Son réplicas de penes con todo detalle, se puede observar el glande e incluso las venas del falo. Existe la posibilidad de hacer un molde del miembro y crear un dildo personalizado.
  • Dildos simples: También con forma fálica pero sin detalles, son lisos y normalmente de colores variados.
  • Dildos para punto G: Tienen la punta ligeramente doblada,  colocándola en la penetración hacia el ombligo puede ayudar en la búsqueda y estimulación del punto G.
  • Dildos dobles: Generalmente utilizados por las parejas lesbianas, constan de dos puntas y son algo más alargados. De esta forma ambas pueden disfrutar de la penetración con un mismo juguete.
  • Dildos anales: Como su nombre indica, sirven para la penetración anal. Se diferencian en que tienen una base que impide que el dildo se introduzca por completo en el ano, pueden ser algo más finos y algunos tienen la punta doblada para estimular la próstata. Los dildos anales pueden ser utilizados para penetración vaginal pero no al contrario.
  • Dildos strap-on: O “estrapón” en su versión española. Son dildos que vienen preparados para sujetarse con un arnés a la cintura de la pareja. De esta forma se puede practicar la penetración en parejas lesbianas y la doble penetración en las hetero.
  • Dildos para aplicar en distintas partes del cuerpo: Hay dildos para colocar en los dedos como una prolongación y también en el pene! También existen con pequeñas sujeciones para la barbilla que se utilizan durante el sexo oral. En las versiones al “strap-on” hay con arneses para la pierna por ejemplo.

Para disfrutar sola o acompañada.

La palabra “consolador” nos hace pensar en un objeto que nos consuela, en este caso un sustituto del pene. A muchas personas esta palabra les produce rechazo porque tiene un tinte sexista que hace pensar que una mujer necesita consuelo si el hombre no está cerca, cuando los juguetes para hombres tienen nombres que no dan a entender nada parecido. Pero es que además el dildo no está fabricado exclusivamente para utilizarlo en solitario.

Como hemos visto en las distintas variantes, muchos tienen aplicaciones en pareja. Para lograr la penetración profunda durante el sexo oral o la masturbación y también para conseguir penetraciones dobles o anales para el hombre. Los juegos pueden ser infinitos.

¿Qué les parece?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR