¿De verdad se podrá resucitar de entre los muertos?

ku-xlarge

¿Puede alguien de verdad resucitar de la muerte? Hasta cierto punto sí, pero depende mucho de lo que definamos como “muerte”.

Es posible revivir gente a través de la intervención médica, aunque esto no es tan común como las películas y teleseries nos lo hacen creer, pero en algo que se llama El Efecto Lázaro, es posible que una persona resucite incluso después de que los intentos de resucitarla hayan parado.

Este fenómeno toma su nombre de la historia de Lázaro, la figura bíblica que Jesucristo resucitó después de cuatro días, aunque la mayoría de la gente que experimenta este fenómeno revive después de unos 10 minutos después de que se terminan los esfuerzos de resucitación. Los casos más comunes son aquellos de personas con infartos al corazón, pero puede pasar también con fallas renales, problemas de respiración, hemorragias o sobredosis de drogas.

En la historia de la medicina moderna se sabe al menos de 23 casos en los que la persona no tenía ya ni pulso ni actividad eléctrica presente en su corazón, estaba muerta, y de pronto, su corazón empezó a latir de nuevo.

Uno de los más recientes fue el de un hombre de 66 años que iba a ser operado por un coágulo aórtico en su abdomen. Los médicos intentaron resucitarlo hasta que se rindieron y lo pronunciaron muerto a las 6:17. Se le retiraron los medicamentos y monitores y a las 6:27, mientras el cirujano estaba comentando el caso con estudiantes de medicina, se dio cuenta que el hombre tenía pulso de nuevo así que fue atendido y volvió a la vida rápidamente.

Es muy fácil ver esto como alguna especie de milagro, pero sólo el 45 a 55% de los que sufren el efecto Lázaro mantienen un nivel alto de actividad neurológica, el resto queda con daño cerebral ya sea por sus heridas o por la falta de circulación durante el tiempo que estuvieron “muertos”.

Los investigadores creen que podría tratarse de una reacción retardada a los medicamentos o el tratamiento o una reacción fisiológica temporal que de alguna manera oculta señales como el pulso o actividad cerebral tanto de las máquinas como de los doctores. La gente con problemas para respirar, por ejemplo, puede hiper inflar sus pulmones, lo que causa bajas en la presión sanguínea y ritmo cardíaco, razón por la que recomiendan mantener los aparentes cadáveres conectados a las máquinas para asegurarse que no va a resucitar de pronto (Uno de los casos conocidos es el de un paciente que volvió a respirar en la morgue).

Lo que sea que esté causando este fenómeno sigue siendo un misterio en verdad, pero por alguna razón, cada vez se sabe de más casos similares y definitivamente es interesante pensar en la posibilidad de resucitar después de la muerte.

¿Tú qué opinas de esto?

Compartir

2 COMENTARIOS

Comments are closed.