De Inception a la vida real: La implantación de recuerdos ya es posible

Científicos han logrado plantar recuerdos falsos en la mente de ratones, acercándonos cada vez más a un escenario que parece salido de Inception.

En un estudio publicado en la revista Science, el equipo de investigadores liderado por el neuro científico ganador del premio Nobel de Medicina Susumu Tonewaga pudo manipular conjuntos de neuronas del hipocampo, la parte del cerebro encargada de crear y almacenar la memoria, en ratones genéticamente modificados.

raton-memoria-falsa

Colocando a los ratones en un entorno seguro, identificaron las células del recuerdo de ese entorno – los círculos blancos en el gráfico – programándolas para que respondieran a pulsos de luz. Al día siguiente, estos fueron movidos a otra caja, la B, donde los científicos activaron mediante luz esas células el hipocampo para que los roedores recordaran la caja A. Entonces, mientras los ratones recordaban la caja A, se les daba pequeñas descargas eléctricas en las patas, provocando que al tercer día del experimento, cuando los animales eran devueltos a la caja A, sintieran miedo a pesar de nunca haber sufrido daño dentro de ella.

Posteriormente al colocar a los ratones en un entorno distinto descubrieron que, al iluminar las células del hipocampo asociadas artificialmente con el miedo, podían reactivar el falso recuerdo a voluntad.

Estos experimentos son una prueba de que no sólo se puede modificar la memoria del ser humano para que recuerde cosas que nunca sucedieron, sino que también se le podrían enseñar nuevas habilidades a través de procedimientos neuroquímicos o eléctricos.

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR