Cuidado con lo que pones en tu cuerpo, aprende a leer las etiquetas de tus productos

testtubes

Gran parte de cuidarte es también cuidar lo que pones en tu cuerpo, y con esto no hablamos únicamente de la comida, sino también esos productos que utilizas en tu piel y cabello.

Más allá de comprar un producto porque su empaque te parece atractivo o anuncia tener toda clase de propiedades y beneficios, es necesario que aprendas a leer esa pequeña lista de ingredientes en su parte de atrás; al hacerlo te darás cuenta que en muchos casos las cosas no son tan “naturales” como se anuncia.

Los parabenos, por ejemplo, es uno de esos componentes que tienes que tratar de evitar a toda costa, dado que su uso diario está relacionado con el desarrollo de tumores al igual que los colorantes, mientras que los sulfatos de sodio (sodium laureth sulfate), que están en la pasta de dientes y el champú tienen niveles tóxicos e irritantes. Quizás te encuentres con un champú que diga en su etiqueta “sin sales”, pero si incluye a este último dentro de sus ingredientes, entérate que te están mintiendo completamente.

Las listas de ingredientes van en orden descendente de predominancia, así que si un producto afirma contener aguacate o aceite de argán como ingrediente principal pero en el listado aparece entre los últimos, no te confíes.

De lo que sí puedes confiarte es de internet, así que no dudes en buscar el nombre de cualquier compuesto que te parezca medio extraño, después de todo estos productos, aunque vayan en tu pelo igual entrarán a tu sistema y no vale de mucho cuidar la alimentación si igual nos estamos poniendo cualquier clase de químicos dañinos en la cara antes de dormir.

Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.