Cuentos de fantasmas: Cuando un ser querido te visita

misguided_ghost_2_by_dreamersnight-d53lcey

Los muertos se quedan con uno de muchas maneras, y ahora un estudio científico de la Universidad de Gotemburgo lo respalda: Más de 80% de las personas en edad avanzada han experimentado una visita o alucinación relacionada con un ser querido que murió, y al menos la tercer parte afirma haberse comunicado con ellos.

Normalmente pensamos en las alucinaciones como algo de locos o de gente en drogas, pero los investigadores detrás de este y otros estudios similares dicen que en verdad se trata más de una respuesta natural, en personas sanas, al estrés de haber perdido a un ser querido, a pesar de que muchas veces no se discuta por miedo a alguna discriminación.

Aún así, las historias al respecto no faltan. Notable es el caso de una madre en Alemania que en 2002 afirmaba haber visto más de una vez a su hija, fallecida por una sobredosis de heroína, gritando “¡Mamá! ¡Mamá! Hace mucho frío”.

Generalmente, sin embargo, estas experiencias terminan siendo más placenteras, del tipo en el que uno se reconecta de alguna forma con ese ser querido, lo que explica también el hecho de que la intensidad del luto puede predecir el número de alucinaciones o la tendencia a tener este tipo de visiones.

Carlos Sluzki, un antropólogo que investiga este tipo de fenómenos dice que en otras culturas donde no hay una división tan grande entre el “mundo” de los vivos y el de los muertos, como en la nuestra, estas experiencias no son tan inquietantes y son más bien tomadas como algonatural para sobrellevar el luto.

Aunque para nosotros este tipo de cosas caen en la categoría de “cuentos de fantasmas” o algo por el estilo, la realidad es que nuestra percepción está tan ligada a la presencia de ese ser querido que murió que cuando no están ahí para llenar el vacío, inconscientemente tratamos de incluirlo dentro de nuestra vida una vez más.

Fuente: ScientificAmerican.com

Y tú ¿Crees en este tipo de cosas?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR