Construyó la mansión en la montaña de sus sueños, en una azotea

A rooftop apartment surrounded by imitation rocks that is the subject

Un chino compró el último piso de un edificio de 26 pisos en Pekín y lo usó para construir su propio chalet de dos pisos, ambientado en la montaña  con rocas falsas, árboles y hierba.

Zhang Biqing es dueño de una cadena nacional de clínicas de acupuntura y durante más de seis años se ha dedicado ilegalmente a su obra maestra de la arquitectura y el paisajismo, a pesar de las quejas de los vecinos por el ruido, las goteras y los posibles daños estructurales, y aunque ha recibido notificación de desmantelar la estructura o arriesgarse a una demolición forzosa, Biqing se muestra perfectamente tranquilo al respecto.

Aparentemente, esta no es una práctica extraña en China, donde la mayoría de las alteraciones arquitectónicas son ilegales, habiendo miles de casos de propietarios de las últimas plantas de edificios que han añadido toda clase de reestructuraciones a sus viviendas, llegando a invadir el espacio público en muchos casos.

 

 

Compartir

7 COMENTARIOS

Comments are closed.