Conoce y elige tu anticonceptivo (Parte II)

historyofbirthcontrol

En el post de ayer te hablamos acerca de los anticonceptivos hormonales, tanto sus pro como sus contra y en este nos dedicaremos a los no hormonales.

La principal diferencia entre ambos es que estos últimos no juegan con el ciclo normal de la persona, además de ser más recomendados para mujeres fumadoras, con problemas de circulación, cardíacos, obesidad o diábetes puesto que no van a alterar de ninguna manera tu condición física, sólo a prevenir el embarazo.

Los primeros son los más populares, los de barrera, que como su nombre lo indica sirven como barrera para que los espermatozoides no lleguen al útero.

– El condón o preservativo: Puede ser tanto para hombres como para mujeres. Los más populares siendo los masculinos y el femenino tratándose de una delgada bolsa de látex que cubre el interior de la vagina y los genitales externos. Tiene dos anillos flexibles, uno para poder introducirlo y otro externo que cubre los labios y el clítoris. Ambos tienen como ventaja extra que previenen de las enfermedades de transmisión sexual, y su efectividad es del 95 al 99%.

femalecondom

– Diafragma: Este se coloca en la vagina antes del sexo, rodeando y cubriendo el cuello uterino. Se trata de un dispositivo circular que se usa junto con espermicida y debe dejarse colocado unas horas luego del sexo.

diagragma

– Esponja: Es una suave esponja sintética de poliuretano con forma de dona, bañada en espermicida. Al colocártela bloquea el cuello del útero impidiendo que el semen ingrese, ataca los espermatozoides y absorbe el semen. No se debe remover hasta pasadas unas 6 horas del sexo y su efectividad varía: De un 89 a 91% en mujeres que nunca han tenido hijos a 68-80% en las que sí.

300px-Éponge_spermicide

– DIU o T de cobre: Al igual que el DIU hormonal este debe ser colocado por un ginecólogo y dura entre 5 a 10 años. La diferencia es que en vez de liberar hormonas libera partículas de cobre que irritan las paredes de la vagina suavemente, dificultando la adherencia del óvulo, además de atacar a los espermatozoides para que no puedan alcanzarlo. Su efectividad va del 97 al 99%.

paraguard-copper-t-iud-birth-control-method.jpg

Ahora, existen también otros métodos naturales que consisten en conocer muy bien tu cuerpo y medir los cambios que ocurren en él durante el ciclo menstrual. 

– El método del ritmo: Este es recomendable sólo si eres un “reloj” con tu período, si tienes períodos y ciclos irregulares que cambian de duración, se retrasan o se adelantan normalmente, es mejor no intentarlo. Consiste en medir y definir los días fértiles de tu ciclo menstrual en los que estás ovulando. Si antes nuestras abuelas lo hacían marcando días en un calendario o examinando el flujo, ahora tenemos toda clase de apps gratuitas que se encargan de indicarte cuándo es riesgoso tener relaciones y cuándo estás bien.

– Coitos interruptus: Es decir, cuando él acaba afuera. La efectividad de este no es mucha (75-80%) ya que como sabes el líquido pre eyaculatorio a veces puede contener esperma. Además, se basa en el autocontrol y el sexo no es precisamente para eso.

¿Cuál es tu método anticonceptivo de preferencia?

 

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR