Comprando tu primer vibrador: Guía práctica

20120612redtent-08

Comprar un vibrador por primera vez podría ser complicado si no sabes exactamente qué tienes que buscar o en qué detalles tienes que fijarte. Para evitar comprar algo que termine agarrando polvo en una gaveta o que no te complazca como debería, te damos estos tips a tomar en cuenta antes de adquirir tu nuevo juguete.

– Determina tu presupuesto: Los rangos de precios son muy variados, desde unos muy baratos a otros muy, muy caros, así que lo primero que debes hacer es fijar cuánto estás dispuesta a gastar.

– Tipo de estimulación: No todos los vibradores son iguales, unos buscan el placer vaginal, otros clitoral y otros más son para el punto G. Los clitorales son los más populares y más recomendados para la mayoría de las compradoras primerizas. Definir qué tipo de estimulación quieres es importante para asegurar tu mayor deleite, explora entonces tus preferencias personales para ver cuál se ajusta más a ti.

– Prueba el vibrador en la punta de tu nariz: Tu nariz es un punto muy sensible, comparable incluso a tu clítoris, así que de poder, revisa si ese juguetito que te llama tanto la atención es capaz de darte algún cosquilleo por arriba.

– Evita los de goma o gel: Los juguetes de plástico, silicón  o elastómero transmiten una mejor vibración que los hechos a base de un material más suave.

Además de esto, recuerda considerar otros detalles pensando en el uso que quieres darle y la discreción que necesitas. Por ejemplo, fíjate que el vibrador que compres no sea demasiado ruidoso si es que no vives sola, o que tenga una forma más disimulada en caso que no quieras que alguien más lo descubra entre tus cosas.

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR