Chiste: El minero que faltó


La “suerte” del minero

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR