Casi creman a un bebé, hasta que se puso a llorar

article-0-0234B6B400000578-627_634x688

Un bebé en China había sido declarado muerto en el hospital, pero obviamente no lo estaba ni un poco cuando lo iban a cremar y empezó a llorar.

El bebé que no tiene ni un mes de nacido sufre de una malformación congénita del sistema respiratorio que lo tenía muy grave, tanto, que sus papás aceptaron dejar hasta ahí el tratamiento en un hospital pediátrico y después de firmar el acta de defunción fue enviado a una empresa funeraria para que lo cremaran.

No se sabe cuánto tiempo pasó antes que se descubriera que todavía estaba vivo, pero el bebé fue devuelto al tiro al hospital, donde todavía sigue en tratamiento.

Después de todo esto uno de los médicos fue suspendido y echaron a una enfermera.

¿Qué te parece?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR