Carretear en un avión presidencial: Este alemán lo logró

110032-130821-chancellor-039-s-plane

Un físicoculturista alemán de nombre Volkan T no tenía ganas de irse a su casa luego que se acabó el carrete, así que se coló en el avión presidencial alemán para continuar con la fiesta.

El jet estaba vacío en el momento y el intruso, que estaba volaísimo en marihuana y éxtasis, sólo estaba interesado en pasarla bien: Al entrar se sacó la ropa, roció todo el interior del avión con un extintor de fuego, jugó con los botones de la cabina, lanzó el tobogán inflable de emergencia y bailó en el ala del Airbus 319.

Volkan entró al avión, que estaba estacionado en el aeropuerto, escalando un ala y forzando una salida de emergencia, y de hecho consiguió estar ahí el suficiente tiempo como para causar más de 133.000 dólares en daños, antes que se activaran las alarmas y llegara la policía junto con guardias de seguridad y hasta miembros del ejército, a arrestarlo, lo cual de por sí tomó unas cuatro horas y no fue posible hasta que un perro policial mordió al intruso en la pierna y terminó con el carrete.

 ¿Y si carreteamos en el avión de Piñera?

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR