Algunos mitos sobre el vudú, desbancados

5.jpg.CROP.original-original

Cuando te hablan de vudú seguramente piensas en magia negra, zombies y muñecas de trapo diabólicas, pero la verdad es que estos son sólo mitos asociados con esta religión, algunos de los cuales vamos a romper aquí:

El vudú es una religión que empezó en África Occidental y que se esparció por América con los esclavos traídos a ella en el siglo 16. Con el tiempo, los esclavos combinaron la fe de la iglesia católica romana de sus captores con sus propias tradiciones religiosas para formar lo que es el actual vudú, que como otras religiones, tiene muchas ramas y variaciones.

1. Las muñecas de vudú:

bambole-voodoo-stile-new-orleans1

El origen de estas muñecas puede ser rastreado hacia los muñecos utilizados en brujería en la época de la Europa Medieval. De hecho, el término de “muñeca de vudú” fue inventado por un escritor gringo que escribió una historia de ficción respecto al vudú luego de haber escuchado que este tenía algo que ver con la brujería.

De hecho, este mito es tan errado que para el código moral del vudú el causar daño a otra persona es algo muy condenado. Las únicas muñecas usadas en el vudú son aquellas encontradas en altares y tumbas, usualmente utilizadas para representar los espíritus o dioses de la religión.

Estas muñecas actúan más como amuletos de buena suerte que como instrumentos de venganza y son usadas para bendecir a la gente, no para maldecirla.

La tradición del vudú haitiano de colgar muñecos en los árboles de los cementerios tiene que ver en verdad con enviar un mensaje al mundo de los espíritus, se supone que las muñecas sirven para comunicar a los vivos con los muertos.

2. El vudú involucra sacrificio humano:

Este es totalmente falso. Comenzó en 1889 cuando un libro llamado Haití: O la República Negra fue publicado. Escrito por el cónsul de Inglaterra en Haití Spenser St. John, el tomo era súper sensacionalista y exagerado para poder vender más copias.

El vudú se basa en el principio de la curación y prohíbe estrictamente el daño a otros.

3. Los sacerdotes vudú pueden revivir a los muertos como zombies:

4.jpg.CROP.original-original

Este mito tomó popularidad en los años 30 cuando Hollywood se obsesionó con el vudú para sus películas. Montones de films mostraban imágenes alteradas de los sacerdotes vudú que eran capaces de revivir a los muertos y luego obligaban a los zombies a hacer maldades.

El mito se basa en la práctica de la zombificación (el acto de convertir a alguien en zombie) que es en realidad un tipo de control social usado como manera de castigo extremo. Aunque la zombificación parece algo de caricatura, en verdad tiene una base científica.

Durante el ritual de creación de un zombie toxinas como la tetrodotoxina son administradas a la víctima, algo así como un envenenamiento y esto, junto con la manipulación psicológica, hacen que el individuo altere su comportamiento.

De hecho, en Haiti, esta práctica es vista casi como un asesinato y lleva las mismas consecuencias legales.

4. El vudú es satánico: 

La verdad, es que el vudú es muy parecido a cualquier otra religión organizada, como el catolicismo.

En la religión vudú sólo hay un dios y su mitología de la creación se basa en un grupo de deidades que gobiernan el mundo natural, así como la religión hindú. El vudú es muy espiritual y se basa en la curación, principalmente. Sus practicantes trabajan para adquirir un estado más alto de consciencia, por lo que en ese sentido se parece al budismo.

El culto a los ancestros es algo clave para el vudú y por ser una combinación de religiones tribales de África occidental y el catolicismo romano, también comparte muchas prácticas con la fe católica.

5. El canibalismo:

Otro mito es que los seguidores del vudú practican el canibalismo. Posiblemente este mito haya salido del hecho de que en el vudú sí se hacen sacrificios animales, pero aún así, estos sacrificios no son sin propósito.

En el vudú, el animal sacrificado es usado y consumido en un festín para honrar a los diferentes espíritus. De hecho, si lo piensas, verás que no es muy distinto a comer un asado, un pavo o jamón en la cena de Navidad. La única diferencia es que en este caso la gente saca la carne de una carnicería o un supermercado.

¿Qué opinas?

Compartir

2 COMENTARIOS

  1. por que tratan cambiar la realidad? es cierto, hay cosas q no son como se pintan en realidad, pero el vudu no es algo muy limpio y sano como lo quieren retratar…cual es la idea?

Comments are closed.