8 cosas que no sabías sobre el embarazo

o-FREAKY-PREGNANCY-SYMPTOMS-facebook

Uno cree que lo sabe todo sobre el embarazo: Las náuseas, los pies hinchados, las hormonas vueltas locas… Pero en verdad son muchísimas las cosas que nadie te cuenta de él.

Para las mujeres que no han vivido el proceso, los cambios que se producen en el cuerpo son en verdad radicales e impresionantes, mira aquí cuáles son esos efectos secundarios de los que no tenías ni idea:

1. Sangre en las encías: 

La gingivitis del embarazo es de las reacciones más comunes. Las alteraciones hormonales y el aumento del flujo sanguíneo son lo que hace que esta aparezca, aunque casi siempre desaparece luego de dar a luz.

2. Manchas en la piel:

La piel de algunas mujeres muta durante el embarazo y por tanto les terminan saliendo pecas y manchas inesperadas de todo tipo. Incluso, en algunos casos pueden sufrir incluso de hongos que parecen acné.

3. “Meteorismo”:

No es la guagua lo único que se mueve dentro de la panza de una embarazada. El embarazo produce muchos gases internos también.

4. Tu sentido del olfato se vuelve más potente:

Durante el embarazo el sentido del olfato aumenta drásticamente, al igual que el gusto. Los especialistas aún no saben muy bien por qué pero la teoría más aceptada es que esto es una reacción evolutiva para que la madre evite consumir pequeños niveles de toxinas que podrían ser nocivos para el feto.

5. Ardor estomacal:

A medida que van pasando los meses el dolor de guata se puede volver tal que hasta impide la ingesta de alimentos.

6. Ahogos:

Caminar y hablar al mismo tiempo se vuelve casi imposible para la mujer embarazada. Lo que pasa es que el útero se agranda haciendo que el diafragma no descienda lo suficiente durante la inspiración, haciendo que este quede más elevado de lo que debería.

7. El pelo crece… en todos lados:

Seguro has escuchado que a las mujeres embarazadas el pelo les crece mucho y muy rápido, bueno, pues también puede que les crezca en otras partes como en los pezones, la barbilla, la espalda, etc.

8. Sabor metálico en la boca:

Los cambios hormonales pueden hacer que tu boca sepa a monedas, es normal y por lo general desaparece después del primer trimestre, pero no es nada agradable.

 

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR