5 zonas erógenas femeninas que no conocías

sport-sex_main_0

Nunca falta aquel que jura conocer todos los secretos de cómo satisfacer a una mujer, cuando en verdad es mucho lo que le falta por aprender, especialmente si en su lista de puntos claves para excitarla no está ninguna de estas zonas erógenas poco conocidas, pero altamente efectivas. Afortunadamente para ellos, y para ti también, aquí tenemos esa breve lista para compartir:

La cabeza humana abarca billones de pequeñas terminaciones nerviosas, por lo que es un área altamente sensible al tacto, aprovecha esto para darle un masaje en el cuero cabelludo o besar esa piel delgada que recubre los párpados. Una vez abarcado esto puedes irte hacia el cuello, frótalo hacia abajo y dale algunos besos ahí y en sus hombros, pero no olvides el lóbulo de la oreja, el cual tiene la capacidad de alborotarla con tan sólo unos pequeños mordiscos.

Ahora que has cubierto la parte superior, es cosa de ir bajando: Las áreas detras de sus codos y rodillas son sumamente receptivas al tacto y aunque deberías tener cuidado al hacerle cosquillas ahí – la idea es excitarla, no que se doble de la risa y se le pase todo – el utilizar algo como una pluma o simplemente unos soplidos puede volverla loca. De ahí podrías pasar al parea justo encima de su vagina, puesto que unos simples soplidos y besos ligeros aumentarán su anticipación a lo que viene.

Por último, pero no menos importante, están sus pies. La estimulación de estos puede ser sumamente erótica por las mismas razones que lo es en su cuero cabelludo. De hecho, según la reflexología, son muchos los enlaces entre la planta de los pies y el resto del cuerpo así que un buen masaje, e incluso una chupada de dedos le caerán muy, muy bien.

Compartir

1 COMENTARIO

Comments are closed.