5 cosas que creías que sabías sobre tu período

133869852-1

Una cree que conoce bien su menstruación, o sea, es algo que te llega una vez al mes desde hace años, así que deberíamos saber lo suficiente al respecto a estas alturas. El tema es que, en realidad, la cosa no es así y la mayoría de las mujeres está bastante confundida respecto a lo que pasa dentro de su cuerpo durante ese momento del mes.

1. “Mi menstruación es rara”:

Quizás no te llega todos los meses, pero cuando te llega dura mucho o muy poco. De pronto te pasa que manchas a mitad del mes o quizás se te atrasa o se te adelanta a cada rato. Y, cada vez que llega, seguramente en el momento menos oportuno, te dices a ti misma: “Ojalá fuera como las otras mujeres con períodos normales”. El tema es que nadie tiene una menstruación “normal”.

La ruler perfecta que llega puntualmente el mismo día todos los meses y dura sólo cuatro días, con un flujo muy regular, es básicamente un mito. Las mujeres son demasiado variables y según especialistas, el flujo menstrual puede ocurrir cada 21 a 35 días, y puede durar de dos a siete días.

Por supuesto, a veces los cambios en tu menstruación pueden ser evidencia de algún problema y si en verdad estás preocupada es mejor que visites a tu ginecólogo, pero, la mayoría del tiempo no hay razones para alarmarse. Todos los períodos son raros, no sólo el tuyo.

Desperate housewife.

2. El SPM te vuelve loca:

Esto no sólo lo toman por cierto las mujeres, sino los hombres y la sociedad en general. Lo dicen en los comerciales de televisión, en las películas y en todos lados: Las mujeres se vuelven locas cuando andan con el síndrome premenstrual. Lloran, gritan, andan de mal humor y hay que huir de ellas. Pero no es su culpa, son las hormonas! Mmm quizás, pero en verdad, las investigaciones al respecto cada vez muestran más que el SPM tiene mucho que ver con lo que está pasando en la vida de quien lo padece que con las hormonas.

Recientemente salió un estudio de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda, en el cual se estudió el comportamiento de 78 mujeres por meses, preguntándoles sobre su humor, su vida familiar y sus niveles de estrés. Luego de 6 meses, la conexión entre el humor y el ciclo menstrual no fue fácil de encontrar, de hecho, no se encontró. En cambio, resultó que cosas como los niveles de estrés y la vida cotidiana de las participantes del estudio eran mucho más eficaces para prevenir su humor.

La psicóloga a cargo del estudio también revisó otros 47 investigaciones similares y se encontró con que sólo la mitad consiguió alguna conexión estadísticamente importante entre ciclo menstrual y humor, y casi ninguno decía que el estado de ánimo se volviera peor una vez que se acercara la menstruación.

Pregnancy-test-e1363287039148

3. No puedes quedar embarazada cuando estás menstruando:

Falso. Aunque la menstruación consiste en desechar el recubrimiento uterino, el cual lleva dentro un óvulo sin fertilizar, resulta que los espermatozoides igual pueden encontrar, no ese óvulo viejo que tu cuerpo está botando, sino el óvulo nuevo que ya ha sido implantado. O sea, que definitivamente sí es posible que quedes embarazada durante tu período.

4. Las mujeres que viven juntas se sincronizan:

Lo más probable es que esto sea mentira. En 1971 fue publicado un artículo que supuestamente daba pruebas de menstruaciones sincronizadas, pero, desde entonces otros investigadores no han podido obtener los mismos resultados y ha sido imposible determinar con pruebas científicas que esto sea verdad, llegando a pensar que si tú y tu hermana tienen la menstruación al mismo tiempo, lo más probable es que sea por pura casualidad.

5. Sangras demasiado durante la regla:

Falso. Puede que parezca que estás teniendo una hemorragia y te vas a morir pero la verdad es que no estás perdiendo mucha sangre. En promedio, la mayoría de las mujeres sólo pierden entre 4 y 12 cucharadas de sangre al mes.

Si ves que tienes que cambiarte la toalla o el tampón más de 5 veces al día, quizás sea bueno que vayas al médico, pero la mayoría de las veces no es tan grave como parece.

¿Sabías ya algo de esto?

 

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR