4 señales de que tuviste una vida pasada

past-life-.99151820

Si alguna vez te has preguntado de dónde vienen esos miedos irracionales como una fobia a los payasos, o si has tenido la sensación de que has estado antes en cierto lugar o ya conocías a cierta persona aunque es la primera vez que la vez, quizás estos sean recuerdos de tus vidas anteriores.

Brian L. Weiss, un psiquiatra estadounidense, dice en su más reciente libro “Miracles Happen”, haber identificado ciertas señales que nos pueden revelar detalles de nuestras vidas pasadas.

1. Déjà vu, o “esto lo he vivido antes”:

Una de las señales más comunes y fáciles de identificar, es aquel sentimiento de haber estado antes en algún lugar al que no recuerdas nunca haber ido hasta ahora, o la sensación de conocer muy bien a alguien a quien apenas te van presentando. Esta sensación de déjà vu es frecuentemente un signo de que efectivamente has estado en este lugar, o te estás reencontrando con alguien de una vida anterior.

2. Sueños tan vívidos que se sienten más como recuerdos:

¿Has tenido alguna vez un sueño muy detallado de ti mismo en una época o un sitio distinto? Estos podrían ser recuerdos de una vida anterior resurgiendo.

3. Sin siquiera intentarlo, eres buenísimo para un deporte que nunca habías jugado:

Quizás se te hizo muy fácil aprender un idioma y cuando intentaste aprender otro, no lo fue tanto, o de pronto sientes mucho interés por una cultura o un país que jamás has visitado. Te sientes atraído a cierta clase de gente, o descubres un talento innato para cosas que antes nunca habías intentado. Todo esto puede ser usado como pista a quién eras, qué hacías o dónde vivías antes de reencarnar en quien eres hoy.

4. Tienes un alma compañera:

Es muy común viajar a través de distintas vidas con un mismo grupo de almas que nunca abandonan la vida de los otros. El tipo de relación con ellas quizás varíe pero las almas son las mismas, por ejemplo, tu abuela podría reencarnar como tu nieto más adelante; de esta manera en verdad nunca nos separamos de aquellos a quienes amamos.

 

Compartir

SÉ EL PRIMERO EN COMENTAR